Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Channel Catalog


older | 1 | .... | 283 | 284 | (Page 285) | 286 | 287 | .... | 364 | newer

    0 0
  • 05/07/16--07:39: EZEQUIEL VIETA [18.644]



  • Ezequiel Vieta Estévez 

    (1922-1995). Narrador, dramaturgo y crítico cubano. Una de las figuras más relevantes de la literatura cubana contemporánea. Sus ya clásicas obras Aquelarre (1954), Vivir en Candonga (Premio UNEAC, 1965), Mi llamada es (1982), y Baracutey (1984) lo reafirman como uno de los narradores de presencia inquietante e ineludible en las letras cubanas de la segunda mitad del siglo XX. Su novela Pailock, aparecida en 1991 y Premio de la Crítica en 1992, consolida esta opinión. Su teatro, de una breve producción, es menos conocido y divulgado. El crítico e investigador literario Luis Álvarez ha sintetizado de manera muy clara algunas de las claves que sitúan a la obra de Ezequiel Vieta como una de las realizaciones más singulares del panorama literario cubano de las últimas cinco décadas del siglo XX. Para él, en la obra de Vieta “hay otro tipo de estilo de narrar, donde no es la causalidad de la secuencia narrativa lo que importa, sino que, por el contrario, el texto tiene aliento y empuje a partir de un trazado en espiral, que se ocupa de las resonancias semánticas, y lo hace de manera tan obsesiva y concentrada, que esa espiral produce una orquestación especialísima de imágenes, ideas, sensaciones, ritos que convocan a una percepción difícil y renovada, ajena a la concatenación tradicional de los hechos y las psicologías.”

    Por su parte Alberto Garrandés, el investigador que quizás con más asiduidad se ha acercado a la obra de Vieta, ha intentado resumir de manera sintética la importancia de su obra de la siguiente forma: “Aquelarre, el primer libro de Vieta, está allí, en su sitio, en el grupo de las mejores ficciones dadas a conocer en Cuba en los años cincuenta. Libro de los epílogos es otro gesto casi solitario (heroico, diríamos mejor) y de extraordinaria energía a inicios de los años sesenta. Vivir en Candonga nos hablará siempre sobre la épica de una pasión individual frente a los casi groseros emparejamientos de la historia y sus hacedores. Mi llamada es será el insustituible experimento que es gracias a la pertinacia de su estilo, que constituye un prodigio de simetría entre la calidad dionisíaca del mito continental del Che Guevara y la naturaleza apolínea de una operación de intervención y apropiación. Baracutey le hace señalamientos muy precisos a la narrativa de los años ochenta. Y Pailock... bueno, ese es un libro-náufrago, un libro megalítico, impávido, que sobrevive a la época en que debió de aparecer, fenómeno ese que nunca me cansaré de subrayar, escrita como estaba la novela —su primera mitad— ya muy a principios de la década de los sesenta.”

    (Fuente: EnCaribe, Enciclopedia de historia y cultura del Caribe. www.encaribe.org )



    Ezequiel Vieta con Ambrosio Fornet y César López en Verbena de Madrid, en 1959.



    EZEQUIEL VIETA. Y SE ANTOJAN LAS VELAS

    Por Ángel Cerviño

     "Y se antojan las velas,
    así el bufón ría,
    el aura del crepúsculo
    a veces lo suscita" 

    Tseurezure-Gusa (siglo XIV)

    Ezequiel Vieta (La  Habana, 1922 - 1995) no publicó en vida ni un solo poema, su obra narrativa más ambiciosa, Pailock el prestidigitador (1991), resulta ser un libro inencontrable (doy fe de ello), desde hace muchos años, a ambas orillas del Atlántico y, pese a todo, no dudaría ni un segundo en calificarlo como autor de alguno de los versos más míos.  El único libro de poemas de Ezequiel Vieta (Y se antojan las velas, La Habana, 1996) se publicó póstumamente y supuso, al parecer, una desconcertante sorpresa incluso para su apretado círculo de amigos y allegados; nadie estaba al corriente de esa actividad poética que ahora querríamos adivinar nocturna y encubierta.

    Y se antojan las velas es un libro tejido de engaños y simulaciones, y lo es ya desde su apocada apariencia exterior de poemario provinciano y anacrónico que nunca ha dislocado un hipérbaton; por los paratextos empezamos a saber que Vieta tiene, tenía, un nieto llamado Dionisio (dato acaso significativo) y que, como prueba el epígrafe apócrifo que abre el texto (el mismo que preside estas palabras), atribuido a un imposible poeta del siglo XIV, al autor le divierten, le divertían, los juegos metaliterarios. Un bien plantado prólogo, del también poeta y crítico cubano Luis Álvarez Álvarez, se ofrece como guía a los desnortados lectores, convendría no desoír sus advertencias.

    No me alcanzarán las fuerzas para dar cuenta cabal de las monstruosas promiscuidades de este librito, de su infinitesimal desmesura, ¿cómo abarcar su "mutabilidad sin freno"? Los modos métricos y estilístico se suceden sin descanso ni fatiga, los versos avanzan en laberinteado y concupiscente diálogo con otros textos, Vieta convoca a esta cámara de ecos todas las máscaras, todas las eras, "léxico arcaizante, sintaxis culterano-conceptista, ecos del legítimo romanticismo decimonónico, ritmos melódicos renacentistas, coloquialismo, prosaísmo, verso libre" (L. Álvarez), superposición de voces y escenas, encabalgamiento de  tiempos y miradas:


    Acepto orfeos
    merodean al filo de semana
    Todos los tiempos
    yo los meriendo
    me desayunan



    Los recursos retóricos, como también señala agudamente el prologuista, "son dinamitados, paradójicamente, en la misma medida en que no se les rechaza, sino que se les incorpora" al propio discurso, sin establecer jerarquías ni discriminaciones. Si la escritura, toda escritura, libera una procesión de máscaras autorales, los disfrazados espectros de Vieta aparecen y desaparecen por esas fisuras entre diferentes estilos, hiatos del decir que el autor dispone en dionisiaca sobreabundancia para la irrupción y el estallido de lo otro:


    Brújulas inmensas
    grandes como ogros         vomitando



    Por otro lado, Y se antojan velas se nos muestra, pese a su incontrolable desenfreno formal, como un texto meticulosamente estructurado, dividido en cinco secciones de resonancias musicales (Fugueta, Humorésque, Rubato,  Crescendo, Diminuendo); cada una de ellas explora sus propias tensiones tonales, sin perder nunca de vista la orquestada sonoridad del conjunto. Aquí, en estas selvas musicales, el lector deviene rastreador -no le queda otra- de la errancia carnavalesca del sujeto lírico, y huésped gozoso de sus múltiples cobertizos y estancias.

    (I. Fugueta)

    AUNQUE HABÍA MAR, PARECÍA MAR, ERA MAR

    Por las brumas líquidas y a la manera del que aguarda, también por el silencio, terrestre y afligido, por otras causas -aquí indefinibles- se podría precisar aquella como hora reciente que al punto se baña en su bautizo. Alguno, que no sé si marcha o anda detenido, concibe que la arena toda ampara y redime la palabra playa... pero, ¿quién va a fiarse de imágenes ajenas? (.../...)


     (II. Humorésque)
    BESO NEGRO
    (.../...)
    Beso negro
    tan lanudo
    que es incierto

    (IV. Crescendo)
    INVENTARIANDO LA LUZ
    (.../...)
    Y la mula de mi alma corcovea
    ante tanta tentación      desconocido
    ¿cuándo parará mi máquina?
    así       estar tranquilo       yacer
    no ser custodio de desvelos de otro
    Lechuza vive en mí
    y voy sembrado

    Ahíto quedo
    sin haberme nunca sobrevenido convincentemente
                                                                                 n  a  d  a


    En la última sección, cerrando ya el poemario, se incluye un homenaje a dos cuadros de Marc Chagall (La nuit tombante y La queue des sirènes), en el que Vieta combina párrafos en prosa y líneas de verso, convirtiéndolo posiblemente en una de las piezas más ambiciosas de la obra:


    ¡Sirena, sirena
    yo cargo tus cristales!
    (.../...)
    ¡Sirena, sirena
    por qué sentirme bestia!


    Y aquí y allá, andante de mis esperas, opacos soñados, tinieblas alumbradas, copiosos instrumentos; parches y retoques, de mi luna hecha rasgo, asaltada de negros moradores, perfilada de tierra y un círculo torcido (.../...) 

    Innumerables registros se quedan fuera en una lectura tan apresurada como esta, allí están, pero no salen en la foto, Hamlet y Polonio, junto a diversas quejas sobre la escasa fiabilidad de las palabras ("engañadizas, prometedoras y vanas"), Orestes y la Erinias,  Edipo y Sísifo, Nerón y Agripina, retóricas defensas de la ambigüedad ("amplía el vericueto / libérate a divagar"), respetuosa parodias de formas clásicas ("A muelle no me atengo / porque quiero navegar"), visitas varias a la canción popular ("Tres negros / tienen tres cuartos / tres cuartos / tienen tres ojos"), ripios consonantes ("Todos tienen miedo al verso / como si fuera diablillo / y le metiera cepillo / al poeta más disperso"), puras enumeraciones rítmicas ("Ahora no / si llega/ perfecta / sospecha / cruzada / que vuelve / la baba / sangrienta / anteojo / cuchillo enojo / y la náusea / los cuerpos / rollizos / los pechos / partidos / tambor y / corneta .../..."), retruécanos, aliteraciones, juegos tipográficos que rondan el caligrama, cualquier recurso le parece bueno a Ezequiel Vieta para asestarnos sus puñaladas de goce y espanto. No saldremos indemnes de esta jungla.
    ____________________________________________
    Ángel Cerviño (Lugo, 1956)Escritor y artista visual. Ha publicado los libros: “¿Por qué hay poemas y no más bien nada?” (Amargord Ediciones, Madrid, 2013), “El Ave Fénix solo caga canela”, con el que resultó ganador del XV Premio de Poesía Ciudad de Mérida, (DVD Ediciones, Barcelona, 2009), “Teleprompter” (Centro Torrente Ballester, Ferrol, 2009), “Kamasutra para Hansel y Gretel” (Ediciones Eventuales, Madrid, 2007), y numerosos textos críticos en torno a las nuevas prácticas artísticas en revistas, catálogos y publicaciones de arte contemporáneo. Es miembro del Instituto de Arte Contemporáneo (IAC). Paralelamente a su actividad como artista plástico, ha comisariado las exposiciones: “Teleprompter” (Ferrol, 2009); y “Casus Belli” (Santiago de Compostela, 2011), “El boceto del mundo” (Vigo, 2013), “En plenas facultades I y II” (Pontevedra, 2013-2014), y Eva Díez, Os que habitan (Vigo, 2014). También ha sido miembro del consejo editorial de la revista SINAL (órgano de expresión de la Asociación Galega de Artistas Visuais) y ha participado en diversos proyectos editoriales, entre otros: Entrecruzar - Proxecto edición (CGAC, Santiago de Compostela, 2006), RETAL - Fragmentos de cultura contemporánea (Vigo, 2007 - 2008).
    Blog, TURBULENCIAS: http://turbulencias2.blogspot.com/






    .


    0 0
  • 05/07/16--15:03: HSIA YÜ [18.645]

  • HSIA YÜ

    Hsia Yü (Xia Yu)
    (Taiwan, 1956)  

    Estudió cine y teatro en la Academia Nacional de las Artes de Taiwán. Además de escribir poemas, también es autora de ensayos, obras de teatro y canciones. Después de vivir varios años en París ahora lo hace entre la capital francesa y Taipei.

    Sus poemas exploran los clichés de las relaciones interpersonales y, en ocasiones, su poesía alcanza un experimentalismo extremo; algunos de sus poemas están escritos únicamente con caracteres de su propia invención; en Imagen perdida (1989) reescribe el I Ching sustituyendo el carácter recurrente de “imagen” por pequeñas imágenes de animales, plantas u objetos. Ha publicado hasta la fecha cuatro libros de poemas, todos autoeditados y diseñados por ella misma. Mis versiones se basan en su libro Salsa, traducido al inglés por Steve Bradbury con la colaboración de la autora.

    Publicado por Martín López-Vega
    http://www.elcultural.com/blogs/rima-interna/2016/05/tres-poemas-de-hsia-yu/




    Entrar en algún sitio

    Se encontraron en una ciudad junto al mar.
    Juntos pasaron una noche memorable
    y después cada uno se fue por su camino
    sin intercambiar señas. Tres años después
    volvieron a encontrarse por casualidad;
    pero tras haber descuidado la narración
    durante tres años con sus noches
    ya no sabían dónde estaban
    y tenían apenas el vago sentimiento
    de haberse conocido en una línea temporal distinta.
    Uno pregunta: ¿a quién buscas tan frío y
    cansado? Y el otro responde: todo lo que sé
    es que mi ropa tiene un hilo suelto
    y como sigas tirando de él
    acabaré por desaparecer.



    Montmartre

    El gato en la librería,
    el perro en el bistró,
    el vidrio de la ventana borroso
    por el vapor a través del que
    pueden verme pasar,
    tener este mudo ciego
    intercambio de miradas.

    Tal vez todos muriéramos a la vez.
    Todo resulta muy familiar.
    Gente que sube por las escaleras,
    otra gente que baja.
    Todos saben exactamente a dónde van.
    Alguien dice: una forma tan artificial de la muerte.

    Llueve en la rue des Abbesses
    y aunque de los bistrós escapan humo y conversaciones
    todos estos edificios no son más que fachada.
    Alguien estará encargado de venir, apoyar
    una escalera, recogerlos, llevárselos.

    Acelero el paso para cruzar la calle,
    mi jersey empapado por la lluvia.
    Me cruzo con un hombre que me mira
    y murmura unas palabras.
    Le sigo hasta un establecimiento
    en el que copian llaves y ponen suelas nuevas
    a los zapatos.
    Le pido que me lo diga otra vez.
    Lo hace.
    Sabe que me gustan las cosas que se repiten.



    Ella

    ¿No sientes cómo la mañana
    se convierte en ella?
    Al abrir la vieja caja de galletas
    en el momento mismo de hacerlo
    ¿no te das cuenta de que se convierte en ella?
    Cuando relees las viejas cartas
    ella es como el corcho en una botella de vino.
    ¿No sientes cómo el cometa
    que cruza la noche estrellada
    se convierte en ella?
    Tener voluntad propia
    es transformarse en ella
    e incluso caerse de forma graciosa
    es ella.

    ¿No sientes que puedes frotarla
    como una huella marcada en el cristal
    y que al hacerlo su dedo aparece ante tus ojos?

    ¿No crees que mirar es ella?
    ¿No crees que al llegar, estar, marchar por la mañana
    te conviertes en ella?



    Lenguas naturales y poesía. Hsia Yü: "Sueño de invierno"

    Publicado por Pablo Jauralde Pou

    http://hanganadolosmalos.blogspot.com.es/2013/01/lenguas-naturales-y-poesia-hsia-yu.html

    La poesía es como el agua, se desliza por todos lados, termina por inundar si no se controla. Y ahora, con la masificación y fácil acceso de internet y otros medios, su potencial de comunicación y transmisión resulta apabullante. Ocurre algo como lo que cuenta Vila-Matas en su última y espléndida novela (El mal de Montano), a la que habrá que dedicar al menos una entrada en el blog.  En aquel empapamiento gana ventaja el inglés como vehículo lingüístico internacional; bien se ve en el caso de esta poetisa, traída como ejemplo que me suministra  y versiona Shihua He.

    Hsia Yü reside en Francia y aparece en esas larguísimas listas de poesía actual de carácter internacional, con formato de su lengua materna y con formato inglés. Son dos cosas distintas, convendría señalarlo cada vez con  más fuerza: no creo que la poesía pueda separarse sin dolor de la lengua natural, cuyo anclaje le permite subsistir; las versiones inglesas son vehículos para transmitir el significado elemental. Existe, eso sí, un campo de modalidades propias, las creaciones de quienes se sitúan más alla de la poesía anclada en lenguajes naturales y experimentan en lugares fronterizos, por ejemplo con imágenes, sonidos, espacios, etc. En ese conjunto –frecuentemente tan atractivo– asoman partículas del lenguaje tradicional, tratadas de mil maneras distintas. Se trata de una modalidad de actuación/creación actual (¿poética?) que en estos momentos tiene muchísima fuerza.

    El resultado de todo ello es el de la amplitud del campo. El creador actual –la creación potencia la libertad– se sabe con muchas más posibilidades que Bécquer al escribir El libro de los gorriones y, desde luego, puede continuar ejerciendo y creando fuera de aquellos cauces que a buen seguro considera agotados; o puede incluso, en un acto de reflujo histórico, volver sobre ellos y ahondar, si puede, todavía más en ese modo de decir que nunca se perderá. 

    Nunca se perderá porque siempre irá asociado a la lengua materna o colectiva.
    Cuando leo los sesudos y con frecuencia disparatados suplementos culturales de nuestros periódicos percibo nítidamente el esnobismo fetichista que conduce a las largas y encendidas reseñas de poetas de todas las latitudes y de todas las lenguas, cuanto más alejados y extraños –a veces– mejor, como si el común de nuestras gentes pudieran apreciar plenamente su valor. No, no lo pueden apreciar de la misma manera que lo que les llega producido, creado en su lengua materna, incluso anclado a partir de su lengua en modos de su existencia. ¿Quiero ese decir que no leamos a Shakespeare, Verlaine, Hölderlin, Pessoa...? Desde luego que no. Tampoco puedo querer decir que a cada uno de esos vates hay que leerlos en su propia lengua; nadie tiene derecho a exigir tan elevado cultivo –que depende de dinero, sobre todo, y de circunstancias sociales–. Es cierto que cuando se alcanza cierto grado de familiaridad con aquella lengua, la lectura cobra cada vez más valor, se llega mejor a entender y sentir aquello. La digresión nos encarrila por el camino de las versiones, mundo aparte, para el que aconsejo las lecturas de Borges, analizadas por Efraín Kristal (Mundo escondido es el libro, creo que no se ha traducido al español). El tema , lo sé, permite muchas derivaciones. Ya las haremos.

    Y la prioridad de la lengua natural, como producto inmediato para el lector.


    甜蜜的復仇
    把你的影子加點鹽
    腌起來
    風乾

    老的時候
    下酒



    Dulce venganza
    echo un poco de sal sobre tu sombra
    la curo
    y seco al viento

    y cuando sea vieja
    la tomaré con vino 

    De la antología Agenda (1984). 


    冬眠 
    我只不過爲了儲存足夠的愛
    足夠的溫柔和狡猾
    以防 萬一
    醒來就遇見你

    我只不過爲了儲存足夠的驕傲
    足夠的孤獨和冷漠
    以防 萬一
    醒來你已離去



    Invernar
    Solo quiero guardar amor bastante
    suficiente dulzura y astucia
    por si acaso
    me despierto a tu lado

    Solo quiero guardar bastante orgullo
    suficiente distancia y soledad
    por si acaso
    al despertar te hubieras ya marchado

    De la antología Agenda (1984). 

      
    被綁起來等待
    以心靈力量彎曲金屬
    以心靈力量停止鐘錶指針
    以心靈力量啟動開關
    我在我的皮膚里聞到你
    我在我的皮膚里聞到你
    我在我的皮膚里聞到你
    我正在經驗而且而且我正在經驗經驗
    剩下的
    就讓我一字一字刻在那粒米上
    剩下的
    就讓我一字一字刻在那根發上
    剩下的
    我的帶著贖金按照說好的時間
    來到約定的地點

    但是綁匪沒有出現
    他總是那麼猶豫
    我不懂他的猶豫
    我沒有報警
    甚至也不認識那肉票
    我也曾被綁票的優雅風格所吸引
    被就是被綁起來等待這件事
      

    Atado y esperando 

    Poder mental para doblar el hierro
    para que las agujas se detengan
    para que con la mente todo se abra
    en mi piel te huelo
    en mi piel te huelo
    en mi piel te huelo
    y experimento más y más
    experimento la experiencia misma
    por lo demás
    deja que letra a letra  en  grano de arroz lo grabe
    por lo demás
    deja que lo imprima letra  a letra en un cabello
    por lo demás
    he llegado al lugar con el rescate
    exactamente a la hora indicada 
    pero el secuestrador no ha aparecido
    dudó como otras veces
    la razón de esa duda nunca supe
    porque jamás llamé a la policía
    y desconozco quién será el raptado
    tanto me embelesaba
    la gracia del secuestro
    y por estar atado y esperando

     de Salsa (1999).


    Existe una versión inglesa de estos últimos versos, de Steve Bradbury:


    Tied Up and Waiting 
    Use your psychic power to bend a piece of metal

    Use your psychic power to stop the hands of a clock
 
    Use your psychic power to flick off the switch
 
    I can smell you in my skin 
    
I can smell you in my skin
 
    I can smell you in my skin 
    
I’m experiencing what is more what is more I am experiencing the experience 
    As for the rest
 
    Let me carve it character by character on a single grain of rice
 
    As for the rest
 
    Let me carve it word by word on that strand of hair
 
    As for the rest
 
    I brought the ransom to the agreed upon location
I came at the appointed time 
    But the kidnapper never showed his face
 
    He’s always been so hesitant
 
    I can’t understand this hesitation on his part
 
    I never even called the police
 
    I don’t even know the person he’s holding
 
    I too have been lured by the graceful style of being taken
 
    By this business of being tied up and waiting 
      
    Nota:

    Los dos primeros poemas, Dulce venganza e Invernar, son los más conocidos de su primera antología Agenda (1984). Y Atado y esperando se ha seleccionado de Salsa (1999). Nuestra versión es métrica, correcta en ese sentido y se basa, de acuerdo con algo de lo que la teoría previa dice, en el conocimiento de la lengua natural de texto original y texto versionado, por dos personas, claro. Se adjunta la versión inglesa de Steve Bradbury, profesor de Filología Inglesa en la Universidad Central Nacional, Taiwán, y editor de Fill Tilt, revista dedicada a la traducción de poesía de Asia Oriental (http://fulltilt.ncu.edu.tw/).  


    *

    FUSION KITCH

    什麼時候開始的
    這牧歌式的泛亂倫氣氛
    那早就屬於同一本家庭相本的
    已經淪落為親人的愛人們
    那些淪落為愛人的動物們
    還有所有羅曼史最終到達
    之萬物有靈論述
    裡的壓抑傾向



    FUSION KITSCH

    When did it all begin
    This bucolic and pan-incestuous atmosphere
    Was it not always there in the selfsame family album
    Lovers fallen to the status of kin
    Animals fallen to the condition of lovers
    Nor let us forget the repressive inclinations
    In the animistic discourse to which
    All romances arrive in the end

    2000, Hsia Yü
    Translation: 2001, Steve Bradbury
    From: Fusion Kitsch: Poems from the Chinese of Hsia Yü






    姜嫄

    厥初生民
    時維姜嫄
    生民如何
    克禋克祀
    以弗無子 
    詩經生民
    每逢下雨天
    我就有一種感覺
    想要交配 繁殖
    子嗣 遍佈
    於世上 各隨各的
    方言
    宗族
    立國

    像一頭獸
    在一個隱密的洞穴
    每逢下雨天

    像一頭獸
    用人的方式





    JIANG YUAN, MOTHER OF THE CHINESE PEOPLE

    ‘Tis to the famed Jiang Yuan we trace
    The earliest of our favored race;
    And how this happened, let my verse
    The ancient story now rehearse . . .
    The Book of Poetry
    Every time we have a rainy day
    I get the urge
    To copulate, to propagate
    To spread my progeny

    Across the sea, each with their own
    Idiom
               Clan
                       Kingdom

    Like a beast
    In a hidden cave
    Every time we have a rainy day

    Like a beast
    Using the human way

    2000, Hsia Yü
    Translation: 2000, Steve Bradbury







    .

    0 0
  • 05/08/16--02:24: ALBERTO LINS CALDAS [18.646]

  • ALBERTO LINS CALDAS

    De Gravatá, Pernambuco, Brasil, donde nació en 1957. 

    Publicó los poemarios: “Cacimbas” (Edições Pirata, Recife, 1982), “No Interior da Serpente” (Pindorama, Recife, 1987). Minos (Ibis Libris, 2011), De corpo presente (Ibis Libris, 2013) e 4x3 Trílogo In Traduções (Ibis Libris, 2014), com Tavinho Paes e J J de Melo Franco y "a perversa migração das baleias azuis" (Ibis Libris, Rio de Janeiro, 2015).

    Es autor de los libros de cuentos: “Babel” (Revan, Rio de Janeiro, 2001), “Wyk” (Bagaço, Recife, 2007), “Gorgonas” (Companhia Editora de Pernambuco, Recife, 2008). 

    Ha publicado la novela: “Senhor Krauze” (Revan, Rio de Janeiro, 2009). 

    Publicó libros de ensayos: como “Oralidade, Texto e História” (Loyola, São Paulo, 1999), “Nas Águas do Texto” (Edufro, Porto Velho, 2001), “Litera Mundi” (Edufro, Porto Velho, 2002), “Oligarquia das Letras” (Terceira Margem, São Paulo, 2005). 

    Es editor de la revista digital “Zona de Impacto”. É autor de livros digitais online como “Enfrentar o Horror”, sobre literatura. É autor do roteiro do curta “O número” dirigido por Beto Bertagna. Fundador do grupo informal “Poetas da Rua do Imperador”, no Recife-PE, e do “Movimento Madeirista” em Porto Velho-RO.


    eremitas

    ● esse foi um bom inverno pros eremitas ●
    ● mas com certeza esse não foi um inverno ●
    ● dos melhores pra todos nos da aldeia ●

    ● não so a guerra passou por aqui ●
    ● deixando vivos os generais e dizimando ●
    ● milhões de soldados e quase toda nossa gente ●

    ● mas com ela veio a fome a peste e o silencio ●
    ● porisso eu repito q esse foi o paraiso ●
    ● perfeito pros eremitas q não viram ●

    ● nem desejaram ver nem podiam ver nada disso ●
    ● acontecer em suas cavernas e muito menos ●
    ● as covas rasas cheias de mortos ●

    ● mortos largados entre arvores apodrecendo ●
    ● mortos pelas ruas destruidas e os cães ●
    ● e os gatos e todos os ratos mortos ●

    ● ver a fome porq eles vivem da fome eles roem ●
    ● a todo momento a fome eles ruminam a fome ●
    ● eles devoram toda especie de silencio ●

    ● quanto a nos ficamos assim reduzidos ●
    ● a esses pobres idiotas devorando batatas ●
    ● mofadas raizes duras de madeira brava e alho ●

    ● com ratos mortos com gatos mortos com cães ●
    ● mortos e com nossos mortos pelas ruas ●
    ● pelos campos nas casas em ruinas ●

    ● a guerra so passou por aqui e não sabemos ●
    ● q guerra é essa q guerra foi essa guerra ●
    ● sabemos sim da fome da peste e da guerra ●

    ● so depois disso tudo é q o silencio passou ●
    ● a existir essa coisa viscosa entre ruinas ●
    ● q os eremitas degustam sem saber ●

    ● o bom disso tudo é q desde cedo ●
    ● como se fossem moscas aos milhões ●
    ● nossos amigos rodeiam os restos da aldeia ●

    ● são eles q chegam pra nos salvar ●
    ● limpar essas ruas curar os feridos demais ●
    ● enterrar os mortos explicar tudo isso ●

    ● temos certeza q nossos amigos chegaram ●
    ● pra curar as feridas chegaram pra conversar ●
    ● chegaram com comida quente e roupa limpa ●

    ● sim são os amigos e confiamos nisso ●
    ● enquanto o dia vai passando nesse silencio ●
    ● como se o silencio fosse uma faca ●


    tres pequenas ficções

    anões

    ● sabemos todos nos o q o gigante ●
    ● pode e vem fazendo com nossa cidade ●
    ● como se fossemos um bando de ratos ●

    ● toda noite nossos filhos e filhas ●
    ● toda tarde nossos cães e gatos ●
    ● toda manhã nossas mulheres ●

    ● nos os grandes guerreiros da cidade ●
    ● nos fins de semana e feriados ●
    ● com dentes e garras afiados demais ●

    ● não podemos contar nem com deus ●
    ● nem com o governo nem com as leis ●
    ● não podemos contar nem conosco ●

    ● deus porq nada faz nem nada diz ●
    ● o governo ja foi comido e nada quis ●
    ● nos porq tamos sendo comidos ●

    ● resta tão pouco de nos e tão pouco ●
    ● q não podemos mais nem conversar ●
    ● porq a voz bate assim nessas ruinas ●

    ● dificil mesmo não é tudo isso ●
    ● mas morrer sabendo q eramos anões ●
    ● q não passavamos de pobres anões ●

    ● pequenos animais pra fome do gigante ●
    ● apenas uma carninha leve e nada mais ●
    ● essa é coisa bem indigesta e triste ●

    ● pro horror ser completo so falta ●
    ● descobrir q o gigante é so um anão ●
    ● com a mesma fome q nos movia ●


    passo

    1

    ● em pe ●
    ● na soleira da porta ●
    ● a ponto de entrar ●

    ● é estranho ●
    ● primeiro é preciso ●
    ● lutar contra o espaço ●

    ● depois ha a terra ●
    ● q flutua em torno do sol ●
    ● tudo pode se esfacelar ●

    ● num segundo ●
    ● tudo pode se esfacelar ●
    ● num segundo ●

    ● é como viver ●
    ● numa nuvem de moscas ●
    ● rapido ir caindo e cair ●

    2

    ● em pe ●
    ● na soleira ha o tempo ●
    ● infinito a cumprir ●

    ● passo a passo ●
    ● como se fosse possivel ●
    ● dar o passo ●

    ● mudar o tempo ●
    ● mudar o ser a essencia ●
    ● so um passo ●

    ● pois alem de tudo ●
    ● ha o ser e a essencia ●
    ● isso q não se alcança ●

    ● pois se alcançar ●
    ● não sera um passo ●
    ● nem havera a soleira ●


    3

    ● em pe ●
    ● na soleira as palavras ●
    ● os sonhos os desejos ●

    ● isso q trava ●
    ● isso q retorna e agulha ●
    ● a pele a carne o osso ●

    ● o fosso do dragão ●
    ● a fossa cheia ate a boca ●
    ● cerbero e serpente ●

    ● quantas noites ●
    ● quantas vidas é preciso ●
    ● quantas mortes ●

    ● assim esse passo ●
    ● isso q flutua antes ●
    ● da soleira ●


    4

    ● em pe ●
    ● na soleira ha a lei ●
    ● os meganhas da lei ●

    ● essa crença ●
    ● a coisa q se enrosca ●
    ● cheia de espinhos ●

    ● a lei a ordem de nos ●
    ● a estranha simetria ●
    ● a doença o terror ●

    ● entre a soleira ●
    ● e o passo o passo ●
    ● q se desfaz e ri ●

    ● tão longe demais ●
    ● assim so a soleira ●
    ● o quarto jamais ●


    servidão

    1

    ● ?q causa te trouxe ate troia ●
    ● porq é so lixo sobre pedra antes ●
    ● q o fogo e a carne faça calcinar ●

    ● nem a colera nem a fina arte ●
    ● nem mesmo a loucura de todos ●
    ● aqui so mesmo a velha sombra ●

    ● olha o mar olha o deserto ●
    ● aqui não é mais nem mesmo troia ●
    ● nem troia quer ser mais nada ●


    2

    ● ?q causa te trouxe ate troia ●
    ● nada amolece essa coisa triste ●
    ● essa coisa faminta por moedas ●

    ● quanto ultrage quanto partido ●
    ● quanta dor jogada no esterco ●
    ● quanto sonho jogado aos ratos ●

    ● sem nenhuma arrogancia e força ●
    ● todos esses de antes ate agora ●
    ● dagora ate alem são todos bufa ●


    3

    ● ?q causa te trouxe ate troia ●
    ● q não foi a colera o furor ●
    ● pois isso falta a todos nos ●

    ● so o furor furado das sombras ●
    ● essa coisa de servos e meganhas ●
    ● nada grande nada sublime nada ●

    ● aqui a doença não vem da espada ●
    ● nem do dominio nem da beleza ●
    ● vem da servidão minha deusa ●


    4

    ● ?q causa te trouxe ate troia ●
    ● te digo com clareza o q vira ●
    ● pois nenhum deus pode saber ●

    ● so os ossos as pelancas a queda ●
    ● isso q temos nos jamais vcs ●
    ● isso q nos separa e liberta ●

    ● seremos sempre dessa maneira ●
    ● pobres animais de fala facil ●
    ● entregando o cu a vida o suor ●


    5

    ● ?q causa te trouxe ate troia ●
    ● pois so somos assim submissos ●
    ● como porcos galinhas e pombos ●

    ● nem mesmo os cães minha deusa ●
    ● nem os gatos nem as lebres ●
    ● nada nos iguala em servidão ●

    ● nada mais q o medo minha deusa ●
    ● nem a fome nem as doenças ●
    ● somos somente esse medo ●


    *

    ● !icaro !meu caro icaro ●
    ● essas asas não bastam ●
    ● essas asas não batem ●
    ● penas de cera e arame ●
    ● isso não voa caro icaro ●
    ● isso não presta isso não ●
    ● depois é a queda o fim ●
    ● a pedra o verde o fim ●
    ● agua dura isso não voa ●

    ● !icaro !meu caro icaro ●
    ● fica entre as paredes fica ●
    ● o labirinto é essa vida ●
    ● aqui devemos viver ●
    ● temos tudo caro icaro ●
    ● nada nos força ou impede ●
    ● o labirinto é infinito ●
    ● ?pra q voar e voar assim ●
    ● se aqui tudo é perfeito ●



    ***



    ● meu avo vendia sapatos e meu pai ●
    ● fugiu de casa pra vender carne ●

    ● eu logo cedo gostei de roupas ●
    ● porisso fugi de todos pra isso aqui ●

    ● vendo roupas ha quarenta anos ●
    ● ate agora não me fartei do oficio ●

    ● ando o dia inteiro entre tecidos ●
    ● a vida inteira esse mesmo cheiro ●

    ● costuro ate bem tarde da noite ●
    ● acordo cedo ja pensando nisso ●

    ● tomo cafe entre os empregados ●
    ● almoço e janto sozinho assim ●

    ● feliz como meu pai e meu avo ●
    ● retalho a trama e percebo tudo ●

    ● antes de dormir refaço as contas ●
    ● sempre me dou por satisfeito ●

    ● vou dormir inteiro com a vida ●
    ● sem tempo pra sonho ou pesadelo ●

    ● so não entendo mesmo é essa dor ●
    ● cava bem no centro do meu peito ●



    ***



    ● a noite sempre chega ●
    ● ?o q seria de nos se a noite não chegasse ●
    ● e não houvesse bem mais q essa rua iluminada ●

    ● esse sol q não descansa essa gente ●
    ● esse peso nas pernas essas pernas ●
    ● essa fome essa luz essas doenças ●

    ● se a noite não chegasse não chegasse mesmo ●
    ● não sei o q seria de nos ●
    ● enquanto a cidade dorme a cidade acorda ●

    ● porq o trabalho esse trabalho nos consome ●
    ● as palavras nos consomem tudo ●
    ● por isso jamais chegamos tarde e tudo arde ●
    ● porq não ha deus não ha deuses nem almas ●
    ● nem acima nem abaixo nesse ou noutro mundo ●
    ● e nosso dominio é tão minusculo ●
    ● e nossa lingua tão sem musculo ●

    ● ninguem pra nos poupar ●
    ● vivos ou mortos aos pedaços ou inteiros ●
    ● ninguem vai nos poupar ●

    ● mesmo assim em carne viva ●
    ● todos sem pele se matando sem pele ●
    ● mesmo assim todos nus em carne viva ●
    ● todos se movem e se tocam perversamente ●
    ● porq nada nos contem ou preserva ●
    ● porisso mesmo dançamos e rimos ●
    ● sem peles sem nervos em carne viva ●
    ● ossos assim dessa maneira q se pode ver ●
    ● nenhum bronze nenhum metal pesado ●
    ● nem ouro nem prata so essas moedinhas ●
    ● tanto trabalho tanto suor e essas moedinhas ●

    ● nem mesmo herois nem semelhantes ●
    ● assim somos todos nos ●
    ● cada um por si sem semelhantes ●

    ● esses corações assim assim fora do peito ●
    ● como papoulas frias q os passaros bicam ●
    ● sempre sem companheiros ●

    ● jamais tempo indigente ou desolado ●
    ● pois ha sempre em toda carne olho e sexo ●
    ● todos esses dedos miudos essa torpeza ●
    ● o deus do vinho esse q não ha e dançamos ●
    ● com esse corpo em carne viva e rimos e rimos ●
    ● porq a noite cede e começa a cair de cena ●
    ● é a hora do trabalho todas as horas do mundo ●
    ● e os corpos esses corpos se chocam ●
    ● sempre todos em carne viva ●
    ● sempre viva demais ●

    ● ?o q seria de nos ●
    ● todos sempre assim em carne viva ●
    ● se a noite não chegasse ● mas a noite sempre chega ●



    ***



    ● ainda bebem cerveja ●
    ● logo beberão sangue ●

    ● assim como bebem ●
    ● agua beberão urina ●

    ● se contorcem e dizem ●
    ● !abaixo todas as leis ●

    ● esse logro domado ●
    ● leva a lugar nenhum ●

    ● ?q querem então ●
    ● resposta simples !tudo ●

    ● e trituram a carne ●
    ● e esses ossos confusos ●

    ● posso ver o deserto ●
    ● sentir como ele cresce ●

    ● rasteja e se derrama ●
    ● aqui e devora a lingua ●

    ● nenhuma lacuna ●
    ● nesse desejo pobre ●

    ● esse grito selvagem ●
    ● sera sempre esquecido ●

    ● quando vemos a fera ●
    ● ela ta perto demais ●


    ***



    ● vamos fingir ●
    ● q não aconteceu ●
    ● q a lamina ●
    ● não cortou ●
    ● tão fundo ●
    ● q tanto sangue ●
    ● não se perdeu ●

    ● vamos fingir ●
    ● q é possível ●
    ● inda falar ●
    ● e q os dias ●
    ● e as noites ●
    ● podem continuar ●
    ● como sempre ●

    ● vamos fingir ●
    ● q nos conhecemos ●
    ● q mantemos ●
    ● essa distancia ●
    ● essa proximidade ●
    ● isso q antes ●
    ● era isso mesmo ●

    ● vamos fingir ●
    ● q sou o mesmo ●
    ● q a vida ●
    ● q a vida continua ●
    ● como sempre ●
    ● e essa loucura ●
    ● fosse assim mesmo ●




    o ultimo poema

    ● boghazkoy ●
    ● sim aquele mesmo q vende doces ●
    ● enrolados na massa q nossa mãe ●

    ● um dia nos ensinou com todo misterio ●
    ● e nunca mais fez novamente nem deixou ●
    ● q nenhum de nos fizesse novamente ●

    ● mas esse boghazkoy não so fez e faz ●
    ● como enrola a massa naqueles doces ●
    ● q são doces demais e enjoados ●

    ● ao mesmo tempo em q vendendo ele ●
    ● recita um poema diferente pra cada um ●
    ● q compra seu doce enrolado naquela massa ●

    ● q nossa mãe nos proibiu e ha o poema ●
    ● pois ficamos sem saber se compramos ●
    ● a massa o doce ou aquele poema ●

    ● q ele recita sempre muito devagar ●
    ● pra q acompanhe as mordidas no doce ●
    ● a degustação daquela massa proibida ●

    ● e as palavras do poema sempre parecem ●
    ● ser da mesma natureza do doce ●
    ● da natureza daquela massa ●

    ● mas isso seria impossivel ●
    ● não apenas porq boghazkoy sabe mesmo ●
    ● quando começar e quando terminar ●

    ● de recitar o poema q segue o passo ●
    ● de cada mordida de cada momento do doce ●
    ● cada momento da massa na boca ●

    ● mas esse foi um outro tempo ●
    ● aquele doce ha muito perdeu seu gosto ●
    ● a massa perdeu todo seu misterio ●

    ● nem mesmo os poemas existem mais ●
    ● agora o q temos é uma cidade destruida ●
    ● pela guerra um povo triste sem doces ●

    ● sem o misterio daquela massa proibida ●
    ● pela nossa mãe e a saudade dos poemas ●
    ● q sabiam ir diretamente dos ossos a carne ●

    ● qualquer dia desses vamos descobrir ●
    ● q a vida se tornou tão pequena sem os doces ●
    ● sem o misterio da massa sem a vida ●

    ● dos poemas porq deixamos q tudo aquilo ●
    ● morresse como se fosse um minusculo inseto ●
    ● morrendo afogado num copo dagua ●

    ● q a vida depois do ultimo doce ficou amarga ●
    ● principalmente porq o q fizemos ●
    ● boghazkoy tornou tudo ●

    ● tão diferente tão estranho tão perverso ●
    ● q é como se so agora vissemos a loucura ●
    ● q sempre nos rodeou e esse nosso inferno ●



    macbeth

    ● ah meu macbeth meu macbeth ●
    ● ?por q não o mundo o fogo o fogo o fogo ●
    ● porq ha sempre as cinzas meu macbeth ●

    ● as cinzas pros nossos bolos ●
    ● ?q seriam dos nossos poucos dentes ●
    ● das linguas das nossas tão boas linguas ●

    ● ?q seria de nos macbeth sem as cinzas ●
    ● as cinzas as cinzas de todo o fogo o fogo ●
    ● o fogo meu belo e louco e morto macbeth ●

    ● porq nem desejo nem ambição ●
    ● nada disso meu pobre idiota mas as cinzas ●
    ● nada mais importa nada mais pode ser ●

    ● o bem o mal tudo igual meu macbeth ●
    ● o fogo as cinzas o fogo as cinzas ●
    ● a chuva os trovões tudo some ●

    ● toda luta ja é perdida porq começa ●
    ● o fogo macbeth esse sangue de deus ●
    ● q torna tudo a grande razão as cinzas ●

    ● do fogo o horror o horror macbeth ●
    ● q o fogo não dura o fogo o fogo ●
    ● so as cinzas as cinzas macbeth ●

    ● q é isso q se respira e se devora ●
    ● q so se sonha cinzas sobre cinzas ●
    ● poder dinheiro e fama tudo cinzas ●

    ● aceita macbeth devora logo o fogo ●
    ● o fogo todo o fogo pleno a vida a vida ●
    ● esquece essa porra essa loucura o fogo ●

    ● devora logo devora o tempo ●
    ● q as chamas torram tudo com volupia ●
    ● devora com gozo e aceita bem a morte ●

    ● as cinzas antes do tanto peso da tanta dor ●
    ● o fogo o fogo o fogo macbeth isso sim ●
    ● o resto é correr por esses campos pra nada ●

    ● não ha tantos corvos tanta fome ●
    ● pra devorar o fogo infinito o fogo o fogo ●
    ● mas ha corvos demais pra devorar ●

    ● as cinzas nossas cinzas as cinzas macbeth ●
    ● ate não restar nem o cheiro das cinzas ●
    ● não ha limite pra essa fome ●

    ● o medo faz de todos tolos traidores ●
    ● cinza crua cinza fria cinza das cinzas ●
    ● sem antes o fogo sem o fogo o fogo ●

    ● o caldeirão gira pelo fogo com o fogo ●
    ● maldito quem acredita no fogo ●
    ● pois so ha as cinzas macbeth ●

    ● devora logo as cinzas doces e amargas ●
    ● cinzas enquanto tua boca tem dentes ●
    ● enquanto tua goela pode engolir ●

    ● enquanto tua lingua pode dizer ●
    ● q nem mesmo a lingua diz mais o fogo ●
    ● o fogo so as cinzas as cinzas macbeht ●

    ● nenhuma vida nenhuma historia ●
    ● nem mesmo essa coisa q te consome ●
    ● agora macbeth so as cinzas as cinzas ●


    sacrificio

    ● aquela é a terra q te prometi ●
    ● recorda q foi isso q se ofereceu ●
    ● foram essas justamente as palavras ●

    ● agora a teus olhos ela aparece ●
    ● distante mas podemos ver os verdes ●
    ● os verdores e suas fartas promessas ●

    ● mas teu corpo não vai alem daqui ●
    ● apura teu nariz pra sentir os perfumes ●
    ● q se alastram de la pelos desfiladeiros ●

    ● havera muito pão muita carne e vinho ●
    ● havera tudo q pode teu povo plantar ●
    ● tudo q se pode colher sem se esgotar ●

    ● sente tambem o cheiro das fontes ●
    ● pois ali jorra mais agua q no entre rios ●
    ● ali ha mais agua q no velho egito ●

    ● aquela é a terra q te prometi ●
    ● presta atenção na alegria do teu povo ●
    ● como vibram ao encontro da trapaça ●

    ● por esse caminho a terra de galaad ●
    ● todo o neftali a terra de efrain terra ●
    ● de juda ate o mar abarrotado de peixes ●

    ● alem o oasis de palmeiras q é jerico ●
    ● essa é a terra q anunciei a tua linhagem ●
    ● sim foram essas as minhas palavras ●

    ● vira a riqueza as dores q existem ●
    ● as alegrias mortes e vidas assim ●
    ● como em todos os lados do mundo ●

    ● foi o q vc sonhou e eu cumpro ●
    ● olha o frescor tão distante e doce ●
    ● mas teu corpo não vai alem daqui ●

    ● aquela é a terra q te prometi ●
    ● gargalha pra q a terra seja um gozo ●
    ● q ali aja grandeza e criações ●

    ● pois tarei sempre com teu povo ●
    ● ele não sera mais carne de destruição ●
    ● cercado por muros e pelas armas ●

    ● olha as montanhas vales e mares ●
    ● q tudo isso prende e se abre como quem ●
    ● amamos e nos ama mas teu corpo não ●

    ● vai alem daqui pois no barro de moab ●
    ● te enterrarei como um rato deslembrado ●
    ● morto numa toca longe dos caminhos ●



    .

    0 0


    ROBERTO GONZÁLEZ ELIZALDE

    Roberto González Elizalde (Tampico, 1986). Es Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de Tamaulipas; Maestro en Arte Moderno y Contemporáneo por el Centro de Cultura Casa Lamm. Becario Interfaz de poesía en el Festival Interfaz ISSSTE-Cultura. Monterrey, Nuevo León, 2014.


    en esta ciudad

    no existen perrosdeagua
    tampoco carnealatampiqueña
    pero
    hay taxis

    desaparecen librerías
    foros de expresión
    espacios para el arte
    pero
    cada vez
    más taxis

    las turbias manos
    del progreso y la modernidad
    mancillan a los cuerpos de agua
    los edificios a donde
    mandaron a vivir a la esperanza
    se desmoronan
    pero
           mira
    se aproxima un taxi
    sucede que no hay sitio alguno
    para estarse
    que no sea
    el climatizado
    traqueteo
    interior
    de un
    taxi
    que avanza
    rabioso
    tantas veces ilícito
    por esta
    ciudad



    Una casa

    un inmueble funcional de los años setenta
    paredes alzadas por la asistencia social
    tan altas para rozar la aspiración de lo próspero
    sus mayitos     sus buganvillas
    su jardín como ofrenda de bienvenida
    sus guardas horizontales y exteriores
    sus ventanas de guillotina por donde
    se filtran los días salobres
    sus habitaciones para respirar
    el aire de lo posible
    eso cautivante que irradia lo nuevo
    el baño y sus pulidas superficies
    la formidable cocina
    una casa como abrigo contra el mundo
    no una puerta que sólo abre para dejar entrar al dolor
    no una caja     o embeleco
    ni engañifa     o trampilla
    donde engullir a los vilipendiados
    maquinaria de tortura para hacinar
    a setenta inmigrantes
    un sepulcro en el que la tenue y exigua lluvia de la justicia
    no alcanza a empapar las sombras de la impunidad



    ésta es la desventura del hombre
    que no podía conseguir cambio de veinte
    no pedía limosna
    sólo dos de a diez
    el adusto y celeste rostro del benemérito
    y un botellón vacío
    lo acompañaban en su frustrada transacción
    recorrió tienditas
    se asomó en paleterías
    perturbó la espera de los que aguardaban
    por aquellos fierros viejos pintados de blanco
    que en letras rojas anuncian
    fovissste tampico centro y
    aprovechó para agitar el billete
    frente a los ojos del chofer
    como pidiéndole tregua
    para su desaliento
    pero
    de los bolsillos de nadie
    emergieron el par de soles
    que alumbrarían su travesía
    ésta es la historia de un hombre
    que necesitaba depositar una moneda
    en un dispensador de agua potable
    y se encontró ante un impío
    desierto de gente
    a 39 grados con sensación térmica de 42 a la sombra



    hace un mes robaron una tapa de alcantarilla
    despertamos con un hueco a mitad de nuestra ruta
    vinieron los blocs      el neumático viejo
    improvisadas y malogradas señales
    para esquivar ese rumoroso boquete
    que amenaza con arruinar vehículos
    e incitar la desgracia de algún incauto

    después se llevaron un medidor de agua
    y un denso e inútil charco humedece
    la entrada de nuestros hogares
    (a donde introducimos    adherido a suelas
    el lodo de la resignación)

    quién está desmantelando la colonia
    a nombre de qué adeudo
    se nos colma de ausencias

    carros    perros    aparatos
    y aquél en el que apunto esto
    ya están contemplados
    entre las oscuras maniobras
    hacia el perpetuo despojo del sosiego


    muchachas bonitas acuden
    para difundir tupalabra     sus faldas
    hacen florecer las mañanas de mis domingos
    acepto            sin mucha convicción
    sus hojas de colores y sus sonrisas
    a veces
    desearía que en mi entendimiento
    se alojara un minúsculo espacio
    el grosor de
    uno de sus cabellos
    para creer en ti o
    en alguna de tus advocaciones
    así
    cuando decreten
    con la solidez de las rocas
    que diosesgrande
    infinitas sus bendiciones
    quebranten
    mi pernicioso deseo
    de abrazarlas
    y explicarles que
    no hay
    no habrá
    ninguna salvación
    afuera de ellas
    o de mí





    en la sala de espera del hospital
    frente a mí
    hay una reproducción de un Van Gogh
    he olvidado el nombre de la pintura
    pero en cambio
    no puedo dejar de observar cómo el techo
    está tupido de humedad
    manchas
    de otro cuadro impresionista
    es algo vulgar hacer bromas en este momento
    pero no quiero pensar en madre
    y su brazo conectado a un tubo
    desde donde le bombean alivio

    momentos antes que ingresara al cuarto
    miré cómo la muerte se le enganchaba al rostro
    y por vez primera pensé en la orfandad
    en todo lo que es frágil
    y aún cuando tenía la certidumbre
    de que ella no moriría esa noche
    se despedía de mí esa pueril convicción
    que nos conceden las cosas constantes
    lo inquebrantable sólo está de paso

    y escucho una torrencial lluvia y
    la calle vuelta violento caudal
    (hombres más antiguos que nosotros
    creían que por las noches
    los cúmulos de agua tendían puentes
    para ingresar a otras realidades)
    nadie moriría esa noche    aunque quizá
    un poco de mí
    era arrastrado
    en esa tormenta





    a Roberto Lazo

    todos tememos al miedo
    nadie
    quiere saber de esos áridos páramos
    cuando algún integrante de la manada
    deja entrever un atisbo de temor
    la orilla más afilada de la duda
    si se rezaga
    si trastabilla
    a dentelladas
    a empellones
    el resto lo fuerza a continuar la marcha
    y es en el titubeo      esa
    imprevista tensión en la cuerda del instante
    cuando permitimos dejar entrar la luz
    que desvela todas las flores de nuestro jardín

    miedo es nosotros
    y frente al
    espejo quebrado del temor
    se desnudan las ambiciones
    los imperiosos deseos
    de controlar la realidad
    porque en la pila de apetitos
    en los que sostenemos la conciencia
    los dardos del hambre y la satisfacción
    horadan por igual lo que somos
    hasta hacernos tambalear
    sin saber que cada imagen de
    lo terrible o
    lo incierto
    que se asoma entre los días
    la habíamos forjado antes
    mucho más antes
    con nuestras medrosas manos




    Insomnios ante la víspera de los treinta

    no hay mérito en haber sobrevivido tant
    lo fortuito de los días
    y la maravillosa inercia de la vida
    -o no    Bonifaz?-
    me dejaron en esta edad

    no acabé con los sesos desenrollados
    sangre bajo luz de la luna
    plateando la carretera
    como la estúpida de ana
    tampoco me acosté
    como el estúpido del suave
    con la ignominiosa oscuridad
    al fondo de una cajuela
    ni la rabia inusitada de los federales
    arremetió contra mi cráneo
    (juraban que escondíamos algo
    tal vez lo tendríamos allí dentro)

    balas acosaron y cercaron a otros
    y esos estruendos quedaron atrapados
    entre las rajaduras de las calles
    de donde brota una hierba horrible
    que no se deja segar

    lo estúpido y lo eventual arroparon
    mis necios días
    y permanezco aquí
    resistiendo la tormenta de lo incierto
    aferrándome enardecido a
    las terrosas raíces de la palabra




    Clase

    observen la lluvia
    no entretengan su mirada en mis palabras tristes
    mejor la fresca cortina que cubre la mañana
    mejor la nube
    siempre renovada
    obesa de agua
    mejor afuera
    y retomar conciencia del cuerpo
    con las ropas empapadas
    cargadas de humedad
    mejor caminar
    descalzos y torpes
    como cuando niños
    con puntas de pasto aguijoneando la vida




    por Gloria Gómez Guzmán

    en dónde encontrar luminosos
    redondos frutos
    cuyos jugos refresquen
    y bañen de entusiasmo
    al hincarle los dientes del espíritu

    en el suelo ni rastro
    de las broncíneas llaves
    que otoño llovizna
    ésas para abrir hacia adentro tuyo

    más árboles de lo posible
    le faltan a estos yermos días


    http://circulodepoesia.com/2016/05/poesia-mexicana-roberto-gonzalez-elizalde/ 



    .

    0 0


    Didier Andrés Castro 

    Nació el 7 de noviembre de 1986 en Bogotá, Colombia. Vive en la ciudad de Cali hace aproximadamente 15 años. Es estudiante de literatura en la Universidad del Valle. Escribe en el blog La Polifonía de la Nada. También pueden leerlo en Efecto 2000.


    Perdóname por esto
    no puedo olvidar ni comprender.
    estoy sentado en un parque a las 3 am, tengo frío,
    acabo de salir de un concierto de rock y trato de
    hallar calor abrazándome a mí mismo
    frotando mis brazos con mis manos.
    me comienza a doler el pecho. Me recuesto
    en el concreto, luego sobre el asiento de un parque.
    veo como una prostituta baja de un automóvil,
    recibe dos nalgadas del conductor, ella sonríe con desprecio.
    ella se queda allí y el vehículo se marcha.
    lleva una falda muy corta.
    me muero de frío, quisiera pedirle que me abrace pero mi voz
    se quiebra y no aflora, son migajas hacia el aire.
    el silencio se aproxima
    cierro los ojos tratando de no pensar en nada
    y obligar al tiempo a que suceda más deprisa.
    dos disparos me despiertan, abro los ojos y la prostituta está
    muerta, en el suelo.
    me levanto temeroso, me aproximo, la veo a los ojos
    trata de decirme algo, veo en medio de sus senos
    dinero, lo tomo y me marcho.
    perdóname por esto.




    ser perdonado

    estoy sentado
    frente a la pantalla o en el retrete
    pensando en todas las veces que he actuado mal
    mi novia dice, “hay personas buenas que toman malas decisiones”
    me dice, “eres una de ellas”.

    una persona buena con un cúmulo de malas decisiones.

    al reverso deben existir personas malas que toman buenas decisiones.

    lo intento y ese es mi problema.

    lasky dice en un verso que aun cuando quiere ser buena actúa mal.
    soy ese verso de lasky.
    pero esto también lleva un poco de autocomplacencia o
    autocompasión.

    no deja de ser una búsqueda por justificarme.

    hace un par de días un hombre en la estación de autobús me pidió el favor
    de que le ayudara a cruzar la avenida
    era viejo y enfermo y estaba en silla de ruedas

    sobre sus piernas tenía un recipiente con dulces
    que supuse se dedica a vender
    su aspecto era el de un hombre pobre
    un hombre que ha vivido para caer en lo profundo 
    y sórdido de lo humano

    olía mal

    le ayudé, y mientras cruzaba empujándolo
    pensaba en cómo se desarrollaría normalmente su día
    si depende de anónimos como yo para cruzar de un lado a otro, para ir de un lado a otro
    para comer o ir al baño
    ¿cómo pedía ayuda?
    ¿cómo lo hizo conmigo? ¿con gritos ahogados y señalando y frunciendo el ceño tratando de articular palabras que tropezaban con un tubo plástico que salía de su nariz?

    ¿cuánta gente se niega a hacerlo?

    sin embargo, era yo el buen ciudadano cruzando la calle empujando la silla de un hombre que no podía valerse por sí mismo.
    el mismo que a su antigua novia escribió poemas ofensivos en un ataque de rabia
    el mismo que espera ser perdonado por ese hecho

    noah cicero se pregunta en un poema si perdonamos a las personas porque las queremos
    si lo hacemos porque su arte es valioso y por lo tanto pasamos por alto sus crímenes
    si lo hacemos porque nos satisfacen sus acciones y entonces todo les aguantamos
    menciona a burroughs a dfw

    ¿un hombre bueno por defecto debería tomar buenas decisiones?

    probablemente no tenga nada que hacer la mayoría del tiempo salvo
    lamentarme a mí mismo
    por no sentirme de alguna forma liberado sino prisionero

    Sin embargo, no busco nada distinto a la distracción

    de ver a otro lado

    de pensar que he fallado y no hay nada que pueda remediarlo
    porque vivo sin ningún tipo de mérito.


    Hangout #1

    piensen en esto como una fiesta 
    no lo imaginen como una camisa de fuerza
    aquí jugamos con el verso aquí
    Nos celebramos y cantamos a nosotros mismos
    esto es una fiesta
    no crean que van a caer un hoyo de mediocridad
    ya estamos en él y no hay salida
    celebremos
    aquí no hay estatus

    piensen en esto como poesía
    esa que estrecha las manos y ve a los ojos
    esa en la que se reconoce el alma
    y se siente libre de bailar
    no lo imaginen como la dictadura de unas letras
    en las que te encasillan
    la poesía no puede ser encasillada

    piensen en esto como una familia
    no imaginen la dictadura de poder alguno
    todos bailamos y hacemos poesía
    porque es una fiesta grande
    como nunca antes
    nadie nos dice que hacer
    hacemos lo que queremos

    no se preocupen por lo que piense otros al verlos
    juntados con nosotros como hermanos
    que no te preocupe el cuchicheo en los pasillos
    nadie nos ha dado nada
    estamos junto a los perros románticos
    que no te avergüence aquello

    todos han sido invitados
    todos son iguales
    todos pueden irse cuando quieran

    Pero no olviden que esto es una fiesta



    Lejos

    La luz entra desde la ventana, se podría decir que lenta
    Estática, suspendida en el aire
    Atraviesa todo el cuarto.

    Un balón está sobre el piso de madera.
    El cuarto está pintado de blanco, tiene el techo muy bajo.
    Una botella de agua hay detrás de un gran cajón de madera
    ¿Para qué estará allí?

    La cama tiene un colchón duro.
    Junto a ella hay una caja llena de libros; 
    Un maletín lleno de ropa;
    Alguien acaba de llegar

    Hace frío.
    Un ratón cruza desde al gran cajón de madera
    Hasta el balón y cruza de allí hasta la caja de libros.

    El sol se va con la tarde;
    El frío aumenta.
    Las paredes se vuelven grises.




    viejo poema, vieja improvisación 
    sobre un tema de hendrix

    tengo la cabeza en otra parte
    líneas purpuras chocan contra las paredes
    déjame vivir mi vida, imagino responderle
    lo gritos se dirigen hacia mí desde la puerta
    mueren estrellados en un muro de silencio

    tengo la cabeza en otra parte
    pienso en natalia
    pienso en escribir
    pienso en subirme sobre el escenario
    pienso en esnifar aquellas líneas
    purpuras.

    siento que voy a vomitar

    el cabello me cubre el rostro


    todo tiene un sentido de abandono
    pero no es allí a donde se dirige

    pasar la mayor parte del tiempo ebrio no ayuda
    ¿a alguien ayudó alguna vez?

    el camino es la muerte
    bastante sencillo

    pienso en que me gustaría estar solo




    Video # 5

    La mujer en la pantalla gime no sé si tenga un nombre
    Probablemente sí  toda persona tiene un nombre
    Pero no sé su nombre.
    La descripción  del video dice:
    “Chica hace una buena mamada y se corre montando a su novio”
    Creo que el nombre del video es demasiado largo
    Pero me gusta porque es todo lo que buscaba
    Muchas más cosas deberían tener nombres así
    Que no dejen lugar a sorpresas ni falsas expectativas
    La chica gime
    Aunque podría convertirse en una práctica deshonesta
    Por ejemplo que abra el video y la chica no mame ni monte a su novio
    Es más que ni siquiera haya chica sino que sea un anuncio publicitario de Pepsi
    Todo se volvería tan falso como esos libros que enseñan a vivir en 25 pasos
    15 pasos 10 pasos o tres claves o siete o veinte y que nunca han enseñado a nadie a vivir.
    Quisiera jugar candy crush
    Quisiera tener sexo real
    La chica gime mientras unas manos le acarician los senos
    Me estoy masturbando y quisiera que esto fuera poesía
    Quisiera que el arte fuera youporn o redtube
    Quisiera que las estrellas porno fueran quienes viniesen a los eventos culturales
    Nos emborracharíamos hablaríamos de la vida y luego fornicaríamos
    Fornicar es una expresión que en su origen significa tener relaciones con una prostituta
    Pero ellas no son prostitutas son sirenas en cuyo canto
    Se pierde mi conciencia
    La chica gime más fuerte se viene sobre su novio




    El resultado de todo esto sólo es una mala literatura

    Quiero un libro, no tengo dinero, lo robo.
    Pero no todos los libros se dejan robar fácilmente.
    Maquino constantemente sobre este asunto, sobre cómo robar libros.
    Al final tienen que ser míos, porque los quiero.
    Robar, comprar; lo mismo.
    Una vez obtengo uno, me pierdo en él hasta agotarlo, si es que se agota, porque siempre viene otro que hace que deje de sentirme bien…
    Es una necesidad.
    Si tuviera dinero no padecería tanto.
    Pero debo robar.

    Mis actos son el resultado de un mal Sistema. 
    Soy excluido si no tengo una tarjeta de crédito.
    Las tarjetas de crédito son otra forma de robar.

    Obtengo las galeradas del libro por vías oscuras.
    (¿Nadie habla aún de los dealers literarios?)

    Pero esto no acaba.
    Pronto viene otro libro, no más nuevo, ni novedoso.
    Sólo es otro.
    Pero todo mi cuerpo sufre como si en ello estuviera el sentido de la vida: en conseguirlo, devorarlo y   hacerlo mío.
    Esto es amor, y el amor es el mal.
    Soy Astier robando a Baudelaire.

    Le debo a los bancos, esa es la razón por la cual no tengo una tarjeta de crédito.
    A veces pienso que debería conseguir un empleo que no sea mediocre y mal pago, y conseguir dinero suficiente para pagar mis deudas, pero también pienso en que me gustaría ser poeta.
    Ser poeta es un trabajo mediocre y mal pago, pero lo disfrutaría.

    Toda la poesía que escribo viene de los libros que he robado.
    Todos mis intentos por construir una historia y una forma de narrar sólo son intentos de imitar las formas y las historias de los libros que he robado.
    Y atesoro aquello como a una joya.

    Si hablo de literatura soy promiscuo:
    He amado cada libro que he leído; sus formas y sus historias.
    He amado a cada autor de ese libro.

    El resultado de todo esto sólo es una mala literatura.
    Mi vida es frustrada.
    Por eso robo otras.



    En la pequeña muerte

    a Marie Calloway

    Como las tumbas
    Y  los cuerpos que en mi sueño amo,
    Desnuda y libre,
    Te encontré.
    Y
     Desemboqué en pasiones, al otro
    Lado de la pantalla,
    Al otro lado del mundo,
    Con la fuerza de mi brazo.
    Te apresuras a la tumba,
     Para el sepelio y el amor
    De los muertos.
    Con la fragancia del sexo,
    Te entregas al placer de la tierra.
    Amándote con el golpe de mi mano.
    Sobre el teclado tu nombre escribo,
      Como si Monk lo tocara.
     Siento que el alma y el sexo se reconfortan.
    Suave música crece hasta ser torbellino
    Desgarra las carnes de mi cuerpo.
    Me apresa y obedezco.
    Te hago mía y obedeces.




    .

    0 0
  • 05/08/16--18:41: NAIVER URANGO [18.649]

  • Naiver Urango 

    (Momil, Córdoba, Colombia, 1990). Estudios de Licenciatura en Etnoeducación en la UNAD. Ha publicado su ópera prima Diario de un poeta remanente (Editorial Zenú, 2015). Ha sido finalista del Premio Nacional de Manuel Zapata Olivella (modalidad poesía, 2012) y tercer lugar en el concurso de poesía Editorial Zenú. Actualmente prepara su segundo libro de poemas y paralelamente es docente en el sector privado. Administra y publica en el blog hoteldenadie.blogspot.com.


    CARTAS A NATALIA

    Sólo puedo escribir de amor…
    PIEDAD BONNETT


    Escucho historias de crímenes
    al otro lado del teléfono.
    Me cuentas que tu ciudad es fría, caliginosa.
    El cajón marrón encima de la mesa
    conserva las sobras de tu despedida:
    cartas a medio hacer,
    postales recortadas de otros mundos,
    hebras de cabello apelmazado,
    una instantánea de tus nueve años…
    Yo te lo digo.
    Sin embargo, tu voz fresca como una hortaliza habla
    de la extraña congoja sobre los cuerpos,
    de la lluvia tenue que envuelve tu habitación.
    Yo separo el auricular unos centímetros
    para caer de nuevo en tus fauces,
    para deslizarme por entre pétalos de anturio,
    para que yo imagine que tu ciudad es fría, caliginosa,
    que tus párpados semidormidos
    son la prueba de que el olvido pesa.




    V.

    OCTUBRE

    Quisieras escribir al margen de combustiones
    IDA VITALE


    frotas un trozo de madera mojado
    contra otro  

    en vano
    quieres hacerlo lumbre brasa

    no importa
    sigues frotando  
    obstinado en tu tarea cotidiana

    como la poesía:

    quisieras
    hacer subir algún vapor de las cosas




    COLORES

    también los restos
    son la prueba de lo que un día fuimos

    seres umbrátiles             
    piedras lanzadas por el deseo
    a un oscuro cauce flores

                                              que envuelve la náusea

    oídos
    que arrastra una música extraña
    a veces
    pausados y perplejos 
    troceamos una sílaba
    abollados por el dolor 

    aderezamos la herida la llaga expuesta
    con la sal de las palabras

    tercos
    anulamos la claridad
    le abrimos paso al naufragio




    MONÓLOGO DE LA ACTRIZ

    ‘Tis not that Dying hurts us so –
    ‘Tis Living – hurts us more –

    No es que Morir nos duela tanto –
    es que Vivir – nos duele más.

    EMILY DICKINSON


    bajo estos pliegues

                me doblo
                me arqueo
                me tuerzo

    me afirmo
    y al instante me niego

                callo
                           miento
    me desdigo
                           blasfemo

    bajo estos pliegues
    el dolor
    como  pesada piedra
    cayendo hasta el fondo

    y el amor
    que gravita
    cada recodo
    como un satélite negro

                pero también           todo el miedo
                que se repite en los espejos

                bajo estos pliegues el rímel
    se confunde
    con las sombras de la muerte

                se duele a veces la vida




    ANÓNIMO

    Tuve que partir
    para quedarme

    ahí
    palpitando, en la boca de la sílaba,
    una llaga del lenguaje.

    tras las costuras
    me escondía yo
    como un mioma

                acechando

    tuve que partir
    con mi cuadrilla de huesos

    como un loco fugitivo
    rebosante de imágenes

    Tuve que partir
    para ser dos:

    aquel que se va
    en las escamas de otra piel
    y el que siempre regresa huyendo
    y queriéndote
    con dos memorias.






    Papeles del ausente, de Naiver Urango

    Eternidad y escritura. Recuerdos, esperanzas y existencialismo: conceptos destacables en los versos del poeta Naiver Urango, originario de Momil (Córdoba).

    Acaba de publicar su poemario “Diario de un poeta remanente” (La simetría del dolor) bajo el sello de la Editorial Zenú, publicamos el poema “Papeles del ausente” en el que se afirma un estilo libre que elude los misterios de la muerte y de las máscaras.



    I.

    ESCRIBO estas inútiles líneas a la víspera de un
    agosto.
    No hay luna –parece nunca existir-, y la última calle,
    vientre plano,
    me anima
    sólo a esconderme en la mazmorra de mí mismo.
    Tengo una úlcera
    que propongo que dilatemos. Ven.

    Yo soy el otro,
    y el otro es mi antítesis,
    pero semeja mis actos, por eso confío.

    No, no creas que en todo
    estoy hecho de dobleces.


    II.

    SI ALGÚN día el miedo hace herrumbre en mis huesos
    o de mí se apodera el espectro de la nostalgia
    o tema por el excesivo lastre de mis recuerdos.

    Si algún día retorno por el oro de los objetos
    que el espejo de mi poesía
    no alcanza a refractar,
    seguramente me acordaré de ti
    como mi única y legítima esperanza.


    III.

    QUE VUELVA con su rostro anónimo de los días,
    iluminando los objetos de esta casa,
    removiendo por completo la historia
    que los arrastró a mis manos.

    Que vuelva agitando un nudo de palabras,
    que se tome por asalto la prisión
    -que es mi cuerpo-
    y me diga que el tiempo
    apenas lo he gastado en preámbulos.


    IV.

    SABES que no estás del todo aquí,
    aunque te simplifiquen los nombres
    y hacen que actúes, los verbos.

    Habitas entre las cosas,
    y éstas, a su vez te habitan.
    Por las noches cifras en el papel
    un inventario de cicatrices,
    la herida realidad de las cosas.

    Escribes para que no te anule la muerte.


    V.

    TE INVENTÉ una máscara
    a la orilla del sueño;
    un tipo de escritura antigua
    que a otros resulta ininteligible.

    Inventé para ti un espejo
    donde se miren tus miedos,
    una casa gótica invadida de ruidos
    cada vez menos perdurable.






    .


    0 0
  • 05/08/16--18:56: SANTIAGO ERAZO [18.650]

  • Santiago Erazo 

    (Bogotá, Colombia  1993). Estudia Creación Literaria en la Universidad Central. Fue participante del III Taller de poesía del Fondo de Cultura Económica impartido por el poeta colombiano Federico Díaz-Granados.


    Canción del herido

    Me lanzas abismos 
    desde la entraña de una nube gris.

    Con tus brazos,
    es decir aspas,
    es decir muros de ladrillo
    los arrojas como bolas de nieve  congeladas.

    Pero se derriten 
    y quedan estos vacíos entre párpados
    estas nadas que manchan mi piel,
    que son secuelas de guerras invisibles,
    sólo libradas después de la victoria.

    Dime entonces
    por qué 
    por qué precisamente 
    derramárselos
    -y ungir con el aceite de la caída-
    al que es más cándido y frágil. 




    Todos deberíamos ensayar para el día
    en que seamos ciegos

    Todos deberíamos ensayar
    para el día en que seamos ciegos.

    Cerrar los ojos otros cinco minutos más
    después de despertarnos.

    Probar como bastones las ramas caídas
    en los parques.

    Leer con los dedos
    el braile de las cicatrices en los brazos
    y la esperma de las velas derretidas.

    Golpear objetos. Oír el canto de las sillas,
    los postes de luz y las ventanas.

    Quitar por una noche, cada quince días,
    la bombilla blanca de nuestro cuarto
    pues antes de la muerte vendrá la ceguera,
    y Caronte no aceptará nuestro miedo
    como pago antes de conducir la barca
    hacia la otra orilla.






    .


    0 0
  • 05/08/16--19:08: OCTAVIAN PALER [18.651]

  • Octavian Paler

    Octavian Paler (Nació el 2 de Julio de 1926, en Lisa Brasov, Rumanía – Murió en Bucarest, el 7 de Mayo de 2007) fue un escritor, periodista rumano, político en la Rumanía Comunista, y activista de la sociedad civil después de la Revolución rumana de 1989.

    Fue educado en la Escuela Secundaria Spiru Haret en Bucarest. En el verano de 1944, justo una semana antes de graduarse en el 7° grado, se vio obligado a abandonar la escuela a causa de una discusión con su tío y el profesor de la escuela Spiru Haret – George Șerban. Octavian Paler pasó a la escuela secundaria Radu Negru en Făgăraş, donde studió literatura para su examen final. Se graduó en 1945 con honores y excelentes resultados en filosofía, Latín y Griego. Se sentó el examen final en Sibiu en el mismo año.

    Octavian Paler estudió Filosofía y Derecho en la Universidad de Bucarest.

    Murió de un ataque al corazón el 7 de mayo de 2007 a la edad de 80 años. Fue enterrado con honores militares en el cementerio Sfânta Vineri.

    Actividad política

    Octavian Paler fue miembro suplente en el Comité Central del Partido Comunista Rumano de 1974 a 1979, y miembro de la Gran Asamblea Nacional por la circunscripción de Vaslui, de 1980 a 1985. Sin embargo, fue perseguido por la Agencia de Servicio secreto rumano, la Securitate, debido a sus opiniones pro-occidentales y críticas del Partido Comunista Rumano, incluyendo Nicolae Ceauşescu. No se le permitió salir de su casa y sufrió restricciones en su obra artística.
    Después de la caída de Nicolae Ceauşescu en 1989, Octavian Paler continuó su actividad anti-comunista como miembro fundador del Grupo del Diálogo Social (Grupul de Dialog Social), junto con Ana Blandiana y Gabriel Liiceanu entre otros. Durante sus últimos años fue un crítico fuerte de los políticos rumanos y la política.

    Periodismo

    La mayor parte de su carrera se ha desarrollado durante el régimen comunista, como vicepresidente Radio Rumana y Compañía de TV de 1965 a 1970, y el presidente del Consejo de Periodistas Rumanos en 1976. Trabajó como redactor mayor en el influyente periódico România Liberă de 1970 a 1983.

    Después de 1989, Octavian Paler recibió reconocimiento público por su trabajo periodístico y el activismo político y fue nombrado editor jefe de România Liberă. También ha publicado con Cotidianul y Ziua, y ha hecho apariciones en la Televisión Pública discusiones políticas y morales.

    Bibliografía

    Umbra cuvintelor (Sombra de Palabras) – 1970
    Drumuri prin memorie I (Egipto, Grecia) (Roads Through Memory I – Egipto, Grecia) – 1972
    Drumuri prin memorie II (Italia) (Roads Through Memory II – Italia) – 1974
    Mitologii subiective (Mitologías Subjetivas) – 1975
    Apărarea lui Galilei (Defensa de Galileo) – 1978
    Scrisori imaginare (Cartas Imaginarias) – 1979
    Caminante – 1980
    Viaţa pe un peron (Vida En Una Plataforma Ferroviaria) – 1981
    Polemici cordiale (Polémicas Cordiales) - 1983
    Un om norocos (A Lucky Man) - 1984
    Viaţa ca o coridă (Life As A Bullfight) - 1987
    Don Quijote în est (Don Quixote In The East) - 1993
    Vremea întrebărilor (Time Of Questions) - 1995
    Aventuri solitare (Solitary Adventures) - 1996
    Deşertul pentru totdeauna (Desert Forever) - 2001
    Autoportret într-o oglindă spartă (Self-Portrait In A Broken Mirror) – 2004
    Calomnii mitologice (Mythological Slander) – 2007
    Caminante. Jurnal şi contrajurnal mexican (Caminante. A Mexican Diary And Counter-Diary) – 2010 (second edition)
    Eul detestabil (The Repugnant Self) - 2010
    Rugaţi-vă să nu vă crească aripi (Pray That Your Wings May Not Grow) - 2010
    "Definiciones" (poetry), 2011


    Karina Picó Català, traductora española, nos trae esta selección de peculiares "definiciones" del aclamado poeta rumano Octavian Paler.


    Definición de líneas paralelas

    Tú te acercas a mis preguntas,
    yo me acerco a tus silencios.
    Tú te acercas a los albores de mi amor,
    yo me acerco al ocaso de tu pelo.

    *

    Definiţia liniilor paralele

    Tu mergi lângă întrebările mele,
    eu merg lângă liniştea ta.
    Tu mergi lângă zorii dragostei mele,
    eu merg lângă amurgul părului tău.





    Definición de alternativa imposible

    El fuego no tiene elección:
    o sigue siendo él mismo,
    o se convierte en cenizas.

    *

    Definiția alternativei imposibile

    Focul nu are altă alegere:
    ori rămîne el însuși,
    ori se face cenușă.





    Definición de mala suerte

    Hay caminos que llevan mucho tiempo buscándonos.
    Y llegan a nosotros cuando hemos ido
    en su busca por otros caminos.

    *

    Definiția nenorocului

    Sînt drumuri care ne caută demult.
    Și-ajung la noi cînd noi sîntem plecați
    în căutarea lor pe alte drumuri.





    Definición de desierto

    El único tiempo del desierto
    es la arena.

    *

    Definiția deșertului

    Singurul timp al deșertului
    e nisipul.





    Definición de puertas cerradas

    Hay una herida en el marco de la puerta
    donde llamé y no contestó nadie.
    Cuidado al abrir la puerta
    de no golpear la herida con la llave.

    *

    Definiția ușilor închise

    E o rană în scîndura ușii
    unde-am bătut și n-a răspuns nimeni.
    Deschideți cu grijă,
    să nu loviți rana cu cheia.





    Definición de incertidumbres

    Incluso la pregunta tiene una sombra
    pero no sé si es su respuesta
    o tal vez otra pregunta.

    *

    Definiția incertitudinilor

    Are și întrebarea o umbră
    dar nu știu dacă ea e răspunsul
    sau poate o altă întrebare.





    Definición de cicatrices

    Cuando nos duele una cicatriz,
    ¿nos duele una vieja herida
    o el hecho de haberla olvidado?

    *

    Definiţia cicatricelor

    Cînd doare cicatricea
    ne doare rana veche
    sau faptul c-am uitat-o?





    Definición de paso ausente

    Sólo un paso nos separa.
    No sé si el paso ausente
    es mío
    o es tuyo.
    Tú permaneces a un lado,
    yo al otro
    y entre nosotros fluye la noche.
    Para sentirnos tan cerca,
    Para seguir estando tan lejos,
    sólo un paso nos separa
    y entre nosotros fluye sin cesar la noche
    en este paso ausente.

    *

    Definiţia pasului absent

    Doar un pas ne desparte.
    Nu știu dacă pasul absent
    e al meu
    sau al tău.
    Tu stai pe un mal al lui,
    eu pe altul,
    și între noi curge noaptea.
    Ca să ajungem atît de aproape,
    ca să rămînem atît de departe,
    doar un pas ne desparte
    și între noi curge noaptea continuu
    prin pasul absent





    Definición de desarraigo

    Hasta las gotas de sangre conocen el significado de “hogar”.
    De lo contrario, se perderían por el cuerpo
    y olvidarían volver al corazón.

    *

    Definiția nedezrădăcinării

    Și picăturile de sînge știu ce-nseamnă acasă.
    Altfel s-ar rătăci prin corp
    și ar uita să se-ntoarcă la inimă.





    Definición de fuentes

    Lo último que muere en nosotros
    Es la memoria.
    Lo último que muere en la memoria
    Es la infancia.

    *

    Definiţia izvoarelor

    Ultima care moare în noi
    E memoria.
    Ultima care moare-n memorie
    E copilăria.





    Definición de ausencia

    El blanco es
    el silencio de los colores.

    *

    Definiţia absenţei

    Albul e
    tăcerea culorilor.





    Definición de lágrima

    Los candados de piedra
    Se abren con ríos.
    Los candados de agua
    Se abren con estrellas.
    Los candados que hay en nosotros
    Se abren con una lágrima.

    *

    Definiţia lacrimei

    Lacătele de piatră
    Se deschid cu rîuri.
    Lacătele de apă
    Se deschid cu stele.
    Lacătele din noi
    Se deschid cu o lacrimă.


    http://www.otroparamo.com/traduccion/
    ____________________________________________________
    Karina Picó Català (Alicante, España, 1995) Estudiante de Traducción e Interpretación en la Universidad de Alicante. Traduce para alimentar el alma, y con un poco de suerte, algún día, también el estómago. Desea compartir con el mundo hispanohablante sus pequeños hallazgos literarios, especialmente los que llegan de la desconocida Europa del Este. Aquí se puede leer una muestra de sus trabajos: https://rumaneando.wordpress.com/



    .

    0 0
  • 05/08/16--19:25: MATEI VIŞNIEC [18.652]

  • MATEI VIŞNIEC

    Nació en Rădăuți, Rumanía, 1956. Poeta, dramaturgo y periodista rumano nacionalizado francés. Estudia filosofía e historia en la Universidad de Bucarest bajo el régimen de Ceausescu y se convierte en miembro activo de la llamada generación de los ochenta, que cambiará radicalmente el paisaje poético y literario de la época. Cree en la resistencia cultural y en la capacidad de la literatura para demoler el totalitarismo. Víctima de la censura en su país, se exilia en París donde vive y escribe teatro desde 1987. Sus piezas han sido representadas en más de treinta países, tan diversos como los Estados Unidos, Japón, Polonia o Irán. 


    Desconocido en el mundo hispano, sólo una de sus obras,  La palabra progresa en boca de mi madre sonaba tremendamente falsa (2013) ha sido traducida al español. La siguiente traducción fue hecha por Karina Picó.


    La nave

    La nave se hundía poco a poco decíamos
    y qué más da si se hunde la nave y decíamos
    toda nave se hunde un día
    y nos dábamos la mano
    a modo de despedida

    pero la nave se hundía tan lentamente
    que tras diez días, quienes nos habíamos
    dado la mano volvíamos a mirarnos
    avergonzados y decíamos no pasa nada
    la nave se hundirá
    tarde o temprano

    pero la nave se hundía tan lentamente
    que tras un año aún sentíamos vergüenza
    nosotros que nos dimos la mano
    y cada día salíamos uno por uno
    medíamos el agua hmm no queda mucho
    para que se hunda se hunde lenta
    pero inexorablemente
    pero la nave se hundía tan lentamente
    que tras una vida entera
    aún salíamos uno por uno y mirábamos
    al cielo y medíamos el agua y apretábamos los dientes
    y decíamos esto no es una nave, no
    es una…
    es una…


    Corabia

    Corabia se scufunda încet noi ziceam
    şi ce dacă se scufundă corabia şi mai
    ziceam orice corabie se scufundă
    într-o zi şi ne strîngeam mîinile
    ne luam rămas bun

    dar corabia se scufunda atît de încet
    încît după zece zile noi cei care
    ne-am dat mîinile încă ne priveam
    ruşinaţi şi ziceam nu-i nimic asta-i
    o corabie care se scufundă mai încet
    dar pînă la urmă se scufundă iat-o

    dar corabia se scufunda atît de încet
    încît după un an încă ne era ruşine
    nouă celor care ne-am dat mîinile şi
    în fiecare dimineaţă ieşeam unul cîte unul
    măsuram apa hm nu mai e mult se
    scufundă încet dar sigur

    dar corabia se scufunda atît de încet
    încît după o viaţă de om încă
    mai ieşeam unul cîte unul şi priveam
    cerul şi măsuram apa şi scrîşneam din dinţi
    şi spuneam asta nu e o corabie
    asta e o…
    asta e o…


    Aún quedan cinco, seis segundos

    Como ella se comió mis entrañas
    yo también quise comerme las suyas
    por eso le dije, quiero verte desnuda, ponte delante de mí
    los zapatos al suelo, el velo de novia al suelo

    sin zapatos y sin velo ella se hizo
    incandescente, mis ansias de venganza se disiparon
    de golpe
    en un segundo volví a ser yo mismo
    cobarde, pequeño, impotente, camaleónico

    olvidé de golpe todas las humillaciones del pasado
    olvidé de golpe los veinte años de compromiso
    todas sus maniobras de mojigata
    nuestro refugio de amantes,
    las ausencias dolorosas,
    las cartas que nunca llegaron

    venga, que no es para tanto, le dije
    aún quedan cinco, seis segundos para que
    acabe el poema
    venga, dame un beso


    Mai sunt cinci, șase secunde

    Aşa cum îmi mâncase ea ficaţii,
    aşa voiam să-i mănânc şi eu ficaţii
    de aceea i-am spus, vreau să te văd goală în faţa mea
    jos pantofii, jos voalul de mireasă

    fără pantofi şi fără voal
    ea deveni incandescentă,
    dorinţa mea de răzbunare se topi
    brusc
    într-o secundă m-am simţit redevenit eu însumi
    fricos, mic, neputincios, cameleon

    am uitat brusc toate umilinţele trecutului
    am uitat brusc cei douăzeci de ani de logodnă
    toate manevrele ei de mironosiţă
    başca amanţii, absenţele chinuitoare, scrisorile lipsă

    hai că nu-i aşa grav, i-am spus
    mai sunt cinci, şase secunde până la sfârşitul poemului
    hai sărută-mă


    Conversaciones con el perro de la ciudad

    Por las calles de la ciudad el perro de la ciudad
    me ladra ligeramente
    por qué me ladras, le pregunto
    estoy solo, contesta
    y me invade el miedo

    vámonos de cervezas
    le propongo
    él se ríe, ¿estás loco?
    ¿qué va a decir la ciudad si te vas de cervezas
    con el perro de la ciudad?

    encolerizado, estallo: me importa un bledo
    para que te enteres, me importa un bledo tu ciudad
    la detesto, la odio, por mí que explote

    por qué me gritas, me pregunta
    el perro de la ciudad, a punto de llorar
    ¿por qué me gritas de ese modo?

    estoy solo, le digo
    y me invade el miedo


    Convorbiri cu câinele orașului

    Pe străzile oraşului cîinele oraşului
    mă latră încet,
    de ce latri la mine, îl întreb
    sînt singur, îmi răspunde
    şi mă cuprinde frica

    să mergem să bem o bere
    îi răspund
    el rîde, îmi spune, eşti nebun?
    ce-o să zică oraşul cînd ai să bei bere
    cu cîinele oraşului?

    eu mă înfurii şi strig: nu-mi pasă,
    aşa să ştii, nu-mi pasă de oraşul tău,
    îl detest, îl urăsc, sînt gata să-l arunc
    în aer

    de ce strigi la mine, mă întreabă
    cîinele oraşului aproape plîngînd,
    de ce strigi aşa de urît la mine?

    sînt singur, îi răspund
    şi mă cuprinde frica


    Cada noche, ella

    Cada noche, ella
    tras verme feliz, consumido, rendido
    dormido como un tronco en el séptimo cielo
    huye a casa de sus amantes

    feliz, consumido, rendido como estoy
    dormido como un tronco en el séptimo cielo como estoy
    noto cómo se desliza fuera de mi corazón
    cómo retira con delicadeza
    los dedos
    de entre mis dedos entrelazados con sus dedos
    cómo se va de mi lado dejándome como única ropa
    de cama
    sus alas protectoras

    feliz, consumido, rendido
    dormido como un tronco en el séptimo cielo como estoy
    noto cómo flota por la habitación
    noto cómo abre el armario cómo se pone
    una falda corta para sus amantes, cómo se perfuma
    con un perfume suave para sus amantes

    al salir la puerta suspira
    el umbral se encoge bajo sus pasos
    desnudos
    atravesar el jardín le toma una eternidad
    porque a su paso
    aparta la hierba
    brizna por brizna

    y así sale ella noche tras noche
    y se dirige a casa de sus amantes
    ni el gato maulla ni el perro ladra

    sólo un búho abre los ojos una sola vez
    lo entiende todo y se vuelve a dormir


    În fiecare noapte

    În fiecare noapte, ea
    după ce mă vede fericit, topit, terminat
    adormit buştean în al nouălea cer
    fuge la amanţii ei

    fericit, topit, terminat cum sunt
    adormit buştean în al nouălea cer cum sunt
    eu o simt cum se strecoară afară din inima mea
    cum îşi extrage cu delicateţe
    degetele
    dintre degetele mele încleştate peste degetele ei
    cum se desprinde de mine lăsându-mi doar ca aşternut
    aripa ei protectoare

    fericit, topit, terminat cum sunt
    adormit buştean în al nouălea cer cum sunt
    eu o simt plutind prin încăpere
    o simt cum se duce la dulap cum îşi pune
    rochia decoltată pentru amanţi, cum se parfumează
    cu parfumul suav pentru amanţi
    cum îşi pune cerceii, mărgelele de argint pentru amanţi

    când iese uşa suspină
    pragul se chirceşte sub pasul ei gol
    traversarea grădinii îi ia o eternitate
    pentru că ea când înaintează prin spaţiu dă la o parte
    iarba fir cu fir

    aşa iese ea noapte de noapte
    şi se duce la amanţii ei
    nici pisica nu o miaună nici câinele nu o mârâie

    numai bufniţa deschide ochii o singură dată
    Înţelege totul şi se culcă la loc


    Miré en mis bolsillos

    Miré en mis bolsillos: nada
    miré a mi alrededor, abrí bien las manos:
    nada
    pensé profundamente, me concentré
    con los ojos cerrados: nada

    corrí a casa y abrí
    los armarios y los cajones
    rebusqué entre mis papeles y
    abrí todos los libros por la misma
    página: nada

    golpeé con el puño la pared blanca
    y una por una todas las paredes de la ciudad
    se derrumbaron como las cartas de una baraja
    pasé entre los cuerpos aplastados
    los miré a los ojos:
    nada


    M-am uitat în buzunarele mele

    M-am uitat în buzunarele mele: nimic
    m-am uitat în jur am desfăcut larg palmele:
    nimic
    m-am gândit mai adânc, m-am concentrat
    cu ochii închişi: nimic

    am alergat acasă şi mi-am deschis
    dulapurile şi sertarele
    am răscolit prin hârtiile mele şi
    toate cărţile mi le-am deschis la aceeaşi
    pagină: nimic

    am izbit cu pumnul în peretele alb
    şi rând pe rând toţi pereţii oraşului
    s-au prăbuşit ca nişte cărţi de joc
    am trecut preintre trupurile strivite
    am privit în ochii lor:
    nimic


    Milagros en la estación de la ciudad

    No hay nada más hermoso
    que pasearse en otoño por una gran
    estación
    los viajantes esperan tranquilamente junto a sus maletas
    el sabio, apenado, los observa con un catalejo

    los hombres escondidos en las salas de espera
    cuentan con calma los cigarrillos de su tabaquera
    todos los trenes llegan y se marchan a la una
    todos los relojes juntos pesan
    30 kilogramos

    me siento en una mesa del restaurante de la estación
    y pido una manzana cortada en rodajas finas
    en el altavoz del andén alguien recita
    el último fragmento de Mahabharata
    un viajante solitario me pide permiso
    para sentarse conmigo a la mesa
    lo miro un instante y digo con hastío
    no


    Întâmplări în gara oraşului

    Nimic nu e mai frumos
    decât să te plimbi toamna printr-o gară
    înaltă
    călătorii stau liniştiţi pe valizele lor
    înţeleptul îi priveşte cu milă printr-un ochean

    bărbaţii ascunşi în sălile de aşteptare
    îşi numără pe furiş ţigările din tabachere
    toate trenurile vin şi pleacă la ora unu
    toate ceasurile cântăresc împreună
    30 de kilograme

    eu mă aşez la o masă în restaurantul gării
    şi cer un măr tăiat în felii subţiri
    la difuzorul peronului cineva recită
    ultima parte din Mahabharata
    un călător singuratic îmi cere permisiunea
    de a se aşeza la masa mea
    eu îl privesc o vreme şi spun plictisit
    nu


    http://www.otroparamo.com/poesia-rumana-matei-visniec/

    _______________________________________
    Traductora
    Karina Picó Català (Alicante, España, 1995). Estudiante de Traducción e Interpretación en la Universidad de Alicante. Traduce para alimentar el alma, y con un poco de suerte, algún día, también el estómago. Desea compartir con el mundo hispanohablante sus pequeños hallazgos literarios, especialmente los que llegan de la desconocida Europa del Este. Aquí se puede leer una muestra de sus trabajos: https://rumaneando.wordpress.com/



    .

    0 0
  • 05/08/16--19:50: ANGELA MARINESCU [18.653]

  • Angela Marinescu

    Angela Marinescu (Nació el 8 de julio de 1941, en Arad, Rumanía). Es una poeta rumana.

    Angela Marinescu es un seudónimo, su verdadero nombre es Angela Marcovici Besarabia. Utilizó el seudónimo Matei Basarab. Es hija de Marius Marcovici, alto funcionario de la Prefectura de Arad, y María (n. Martis), profesora de educación física y campeona nacional de esquí y natación. La familia de su padre es descendiente de Simion Marcovici importante intelectualde la ciudad de Banatului, donde se detuvo en su deambular Mihai Eminescu. Es madre del poeta y publicista Alexandru Matei. Angela Marinescu hizo gimnasia suelo (fue el mejor de Arad), la natación y el voleibol. La tuberculosis  marcó su juventud, concretamente entre los 15 y 26 años. Se decidió a estudiar medicina, graduándose finalmente en la Facultad de Psicología de la Universidad de Bucarest (1972). Comenzó con poemas en la revista "Tribuna” de la Cluj, en el año 1965. En 1969 publicó Sânge albastru .

    Ha publicado más de 15 libros de poesía. Los más recientes son: Cocoşul sa ascuns în tăietură (1996), Fugi postmoderne (2000), Îmi mănânc versurile (2003), Limbajul dispariţiei (2006), Întâmplări derizorii de sfârşit (2006) şi Probleme personale (2009).

    Publicó un volumen de ensayos, Satul în care mă plimbam rasă în cap, 1996, precum şi un Jurnal scris y un diario  în a treia parte a zilei, 2004.

    En su bibliografía, además de poesía, incluye varias antologías en el país o en el extranjero, en Inglés, alemán, polaco.
    Está presente con la poesía:

    En septiembre de 2006, en un acto celebrado en el teatro dramático en Botosani, fue galardonada con el Premio Nacional de Poesía "Mihai Eminescu" Opera Omnia. Al mismo tiempo, el Ayuntamiento decidió otorgarle el título de ganador del premio "Ciudadano Honorario de la ciudad de Botosani".




    Estoy sorda y muda 

    estoy sorda y muda
    porque escribo
    estoy ciega y tengo la lengua rota
    porque escribo
    no puedo hacerte el amor
    porque escribo
    no puedo sentirte
    porque escribo
    me he quedado sin
    sangre
    porque escribo
    sólo el diablo muestra su rostro
    esculpido
    en la oscuridad de la noche
    porque escribo
    sólo el diablo destruye
    la poesía
    que hay en mí
    porque
    escribo

    Traducción Karina Picó Català



    sunt surdă şi mută
    pentru că scriu
    sunt oarbă şi am limba tăiată
    pentru că scriu
    nu pot să fac dragoste cu tine
    pentru că scriu
    nu pot să te simt
    pentru că scriu
    nu mai am sînge
    pentru că scriu
    numai dracul îşi mai arată faţa
    fină
    în întunericul nopţii
    pentru că scriu
    numai dracul distruge
    în mine
    poezia
    pentru că
    scriu

    Sunt surdă și mută, Angela Marinescu.




    Angela Marinescu traducida al castellano y al catalán por el poeta Pere Bessó


    EL NAN

    Cada nit la follia
    arriba a ma casa
    sota la figura d’un nan de front blanc
    i ulls enormes, grisos.

    Cada nit encenc, llavors, el foc,
    alé amb poder en la brasa
    menuda, un calentor calm
    tremola.

    El nan s’asseu a la vora del foc
    Jo vull empentar-lo damunt de la brasa
    per a terminar d’una vegada.

    Però el nan continua venint,
    dia rere dia, amb una paciència
    de por.




    EL ENANO

    Cada noche la locura
    viene a mi casa
    bajo la figura de un enano de frente blanca
    y ojos grandes, cenicientos.

    Cada noche enciendo, entonces, fuego,
    aliento con poder en la brasa
    menuda, un calorcillo silencioso
    tiembla.

    El enano se sienta junto al fuego
    Querría empujarlo sobre las brasas
    para terminar de una vez.

    Pero el enano sigue viniendo,
    día tras día, con una paciencia
    de miedo.




    Piticul

    În fiecare seară nebunia
    Vine în casa mea
    Sub chipul unui pitic, alb la faţă,
    Cu ochii mari, cenuşii.

    În fiecare seară aprind, atunci, focul,
    Suflu cu putere în jarul
    Mărunt, o căldură liniştită
    Tremură.

    Piticul se aşează lângă foc
    Eu vreau să-1 împing peste jar
    Să se termine odată.

    Dar piticul continuă să vină,
    Zi de zi, cu o răbdare
    înfricoşătoare.

    [din Poeme de sus (2003)]




    Trei poezii din ”Sînge albastru”, de Angela Marinescu

    Trupul tău

    Trupul tău e tăiat subțire cu lama
    Încât lumina răsfrântă din tine-i albastră
    Ca un animal despicat.

    Încât, am să te urmăresc
    După mersul tău rarefiat,
    După linia absolut perfectă
    Cu care ai culcat
    Neliniștit
    Lanul de grâu, înspre seară.

    Am să te-ajung
    Cu capul viu
    atârnând de-oboseală

    Cu pieptul ros
    Fără carne
    Cu ochi
    Fără pleoape.

    Și precum pasărea, care în mare singurătate,
    Țipând își leapădă prada
    Am să te uit.



    Zeul meu

    Ești zeul meu
    Tu, care te scalzi în putere
    Precum duhul focului în lemn.
    Uneori, ești numai sălbatic.
    Atunci apele-și smulg morții uitați
    Și-i aruncă pe maluri străine.

    Dar uneori tu ești învins
    Și te târăști umil…
    Eu însă te previn
    Că prea mult sânge-mi ceri
    Ca să-ți ridic cu slabe mâini un templu.
    Că și așa, numai ruinele lui vor fi limpezi.




    Rana

    Poate că niciodată n-am să mă mai lupt
    Poate nu știu să mă revolt.
    Mereu e prea puțin
    Să mângâi mut un prunc involt.

    Poate că șarpele pe care-l port ca pe-un instinct
    Să fie un cuțit
    Și tot adâncul meu iertat
    Să fie-un ghem inform, rănit.

    Dar chiar dacă-i așa,
    Nu-mi este rana vină,
    Cu animale mari, naive, care plâng,
    O rană este-ntreaga lume anonimă.







    .

    0 0
  • 05/08/16--20:20: VERÓNICA PORUMBACU [18.654]

  • Verónica Porumbacu

    Verónica Porumbacu, nacida en Bucarest el 24 de de octubre de 1921, su nombre real Verónica Schwefelberg (Porumbacu es el seudónimo bajo el cual publicó).  

    Estaba casada con el crítico literario Mikhail Petroveanu. El 4 de marzo de 1977 perdió la vida con su marido, tras el catastrófico terremoto que sacudió ese día Rumania.

    Fue poeta, novelista, escritora de memorias, autora de literatura infantil y traductora rumana.

    OBRA:

    1946 : apare la Bucureşti săptămânalul Contemporanul . Veronica Porumbacu se numără printre colaboratori.
    1947 : 
    debutează cu placheta de versuri Visele Babei Dochia care conţine ciclurile:
    Umbra Negoiului
    Umbra oraşului
    Umbra omului
    Ilustraţii
    Sunt evocate momente din lupta pentru drepturile omului a comuniştilor (care în acea vreme erau în plină ascensiune), reminiscenţe peisagistice, nelinişti erotice, adesea în maniera versului popular.
    debutează şi ca prozatoare, cu volumul de schiţe La capătul lui 38 . Este evocată lumea periferiei bucureştene.
    iunie 1948 : reapare în Bucureşti revista Viaţa românească . Printre colaboratori: Veronica Porumbacu.
    august 1949 : apare la Timişoara revista literară Scrisul bănăţean . Şi aici colaborează.
    1950 : Anii aceştia
    1951 :
    publică volumul de versuri Mărturii . Versuri militant-proletcultiste, de evocare a trecutului de suferinţă al poporului
    acestui volum de versuri i se decernează Premiul de Stat pentru poezie, clasa II
    1953 : publică culegerile de versuri:
    Prietenii mei
    Ilie Pintilie
    Acelaşi stil militant, cu evocarea luptei pentru afirmare a mişcării socialiste.
    1955 : Generaţia mea
    1957 : Lirice , "antologie de autor"
    1959 : Întreg şi parte
    1960 : Din lumea noastră
    1961 : Dimineţile simple
    1962 : Poezii
    1963 : Memoria cuvintelor
    1969: Drumuri si zile



    Pasarán los años 

    Ni los platos de plata,
    ni los cálices de oro me interesan
    sino que lo que más anhelo en este mundo
    es el hueco de tu palma.
    Pasarán los años. Y nuevamente,
    enamorada como el primer día
    beberé de tu palma
    de la que no me cansaré nunca.
    Nunca.
    Y en el mismo camino, como al principio
    volveremos a sonrojarnos
    Y besaré el primer surco
    de tu mejilla llena de vida
    Pero si llegado el día
    Me dieses a beber de grandes cálices,
    yo, de entre todos,
    volvería a posar mi boca
    en el hueco de tu palma.

    Traducción: Karina Picó Català




    Nici cupele de-argint nu-mi plac,
    nici auritele pocale,
    ci dintre toate cel mai drag
    îmi e căuşul palmei tale.
    Vor trece ani. Şi-nnoitoare,
    cu-aceeaşi dragoste de fată,
    voi bea din palma ta de care
    n-am să mă satur niciodată.
    Pe-acelaşi drum, ca la-nceput
    vom dogori mereu la faţă.
    Şi-ntâia brazdă-am să-ţi sărut
    pe-obrazul însemnat de viaţă!
    Dar dacă, în aceeaşi zi,
    Mi-ai da să beau din mari pocale,
    eu, dintre toate m-aş opri
    tot la căuşul palmei tale.

    Vor trece ani, Veronica Porumbacu.




    Simple, de Veronica Porumbacu, homenaje realizado por mujeres a las conquistas sociales y económicas del pueblo rumano. 



    Simple

    Fluyen
    sobre nosotros
    -las piedras-
    el agua,
    el fuego,
    el viento,
    el tiempo.
    Cargados
    de recuerdos
    gritamos en silencio,
    nosotros,
    los grises,
    nosotros,
    las piedras del mundo.

    Una guerra,
    una sequía,
    una epidemia,
    un diluvio,
    además de otras
    grandes o pequeñas
    heridas
    de las que ya no hablamos.

    Y  a pesar de todo eso
    -una génesis-






    http://imbratisare.blogspot.com.es/2014/12/recopilacion-de-poesia-socialista-rumana.html








    .

    0 0
  • 05/08/16--20:47: SCARLAT CALLIMACHI [18.655]

  • SCARLAT CALLIMACHI 

    (Rumanía, 1896-1975)

    Scarlat Callimachi fue un expresionista rumano (en poesía). En 1924, fundó una revista de vanguardia titulada "Punct" ("punto"), se centró en el constructivismo.  En los años 40, cambió su estilo al realismo socialista.

    También llamado el Príncipe Rojo, periodista rumano, ensayista, poeta futurista, sindicalista y activista comunista. Como poeta se encontraba en las inmediaciones del movimiento de vanguardia, el cultivo de un expresionismo poético y el constructivismo .


    Scarlat Callimachi: El Príncipe Rojo

    Scarlat Callimachi nació un 20 de septiembre de 1896, en Bucarest, ciudad donde también moriría el 2 de junio de 1975. Formaba parte de una de las familias de boyardos rumanos, cuyos antepasados, de origen griego, habían sido señores del principado de Moldavia. Sin embargo, a pesar de su origen, fue militante del partido comunista, gran defensor de la revolución bolchevique, y uno de los representantes de la vanguardia literaria rumana mas destacados del periodo de entreguerras. Su militancia en las letras y en la lucha le hizo ser conocido, por sus camaradas antifascistas y comunistas, como "El Príncipe Rojo".

    Scarlat Callimachi, como hemos dicho, contó entre sus antepasados con algunos que ocuparon el trono de Moldavia, como Grigore, Ioan, Alexandru y el también llamado Scarlat, que fue ademas un importante legislador, creador del Código Callimachi en 1812, que estuvo en vigor en el principado hasta que se produjo la unión con el principado de Valaquia, en 1859. El propio abuelo del escritor, Theodor, era primo de Alexandru Ion Cuza, que sería el primer príncipe común para los dos principados danubianos.

    Scarlat Callimachi fue testigo de la revolución campesina de 1907, iniciada como protesta por el hambre al que condenaba la oligarquía rumana a los campesinos de todo el país, y terminada con una matanza indiscriminada que dejó una importante huella es los intelectuales de la época.

    Su vida estaría plagada de viajes, obteniendo la licenciatura en derecho en París, en 1915, para después inscribirse voluntario en el ejército francés por un tiempo. Tras su regreso al país, en 1916, reiniciará sus viajes por Noruega y Rusia, estando en 1917 en Petrogrado, donde sería testigo también de la Revolución obrera de octubre, que luego cantaría en sus poemas.

    Después, y tras militar durante un tiempo en el Partido Nacional Campesino, atraído por sus reivindicaciones de reforma agraria, se da cuenta de su verdadero carácter derechista y pasa a integrarse en otros movimientos de izquierda, colaborando con las revistas  „Facla" y „Chemarea" ("LLamarada" y "La llamada", dirigidas por N.D. Cocea, y que luchaban por los derechos de los trabajadores, la libertad de opinión y la democracia. Igualmente, crearía en Botosani, en Moldavia, el diario "Glasul nostru" y "Clopotul" ("Nuestra voz" y "La campana", ambas de orientación antifascista (1933-1934).

    Se inscribe en el Partido Comunista en 1933, y será miembro fundador del Comité Nacional Antifascista, siendo sustituido su nombre por el calificativo de "El Príncipe Rojo", firmando artículos de opinión en todos los diarios y revistas de izquierda. Entre 1937 y 1939 se encuentra en Francia, donde colaborará con la revista antifascista creada por el internacionalista Henry Barbusse, "La Ciarte". 

    La caída de Babilonia, libro de Callimachi por el que fue condenado a prisión por el régimen profascista rumano


    A su vuelta a Rumanía, es arrestado en 1940 por la publicación de su obra "Căderea Babilonului", permaneciendo un año detenido en las prisiones de Miercurea Ciuc, Caracal y Târgu Jiu. Después de la liberación nacional por las tropas soviéticas,  será colaborador de la revista "Victoria",  y será nombrado director del Museo Rumano-Ruso de Bucarest ( 1948-1963).

    Al final de su vida, en una entrevista, él mismo se definió como  "hombre de prensa", y en segundo lugar como "creador de versos", y siempre atento a combatir  "el caos social, generador de crueldad y desigualdad". 

    Su interés por la poesía fue precoz, apenas desde la adolescencia, y en el periodo interbélico publicaría sus principales volumenes: Frunze (1921), Tăceri imobile (1921), Alb şi negru (1926), Erotice (1933). Su poesía tiene un enorme eco simbolista, y con grandes influencias de sus viajes (París, Petrogrado, Kiev) y de sus experiencias vitales (Bucarest, Barlad, Botosani), estando siempre impregnados de la misma pasión y entrega con la que vivió los grandes cambios políticos de su época.

    Además de periodista y poeta, Callimachi fue también un gran apasionado de la historia, investigador y visitador de archivos. En este sentido, también publicará obras sobre la historia de su país, como una investigación sobre Ioan Vodă cel Cumplit (Ion Voda, el horrible) (1931), sobre un príncipe inmisericorde y cruel,  Călători şi scriitori străini despre evreii din Principatele româneşti (Viajes y escritores sobre los hebreros de los principados rumanos, 1935), o Pagini inedite despre Moldova (Paginas inéditas sobre Moldova, 1947),  entre otros.

    Pero el hilo conductor de toda su vida y obra es que compartía aquel sentimiento que el Ché Guevara afirmo hace a los hombres verdaderamente hermanos: la indignación ante la injusticia. Siempre adoptó una oposición radical contra el régimen "burgués-aristocrático", y solo su pertenencia a la antigua clase dominante, donde era visto a veces con horror, otras con pena, como un excéntrico,  le salvó en muchas ocasiones de ser detenido y juzgado. Aun así, fue detenido varias veces: una de ellas, en 1934, junto a otros miembros de la resistencia antifascista y la vanguardia literaria; entre ellos, artistas como el surrealista Gellu Naum, el compositor Matei Socor o  Mihail Roller, o militantes como el propio Nicolas Ceauşescu. Además, se casaría con una actriz judía, Dida, algo que tampoco fue demasiado bien visto por su familia y entorno económico.

    Callimachi junto a su mujer Dida y el abogado Victor Gherasim, 
    miembros del Comite Antifascista


    Su ambición por el cambio social y por un mundo mas justo acabó haciéndole unir su camino al Partido Comunista, aunque desde tiempo atrás habló con admiración de los revolucionarios rusos y del nuevo estado construido por las manos de los obreros y los campesinos de aquel país admirable.

    Prefirió la vida bohemia de Bucarest a los lujos de su familia en Moldavia. Fue siempre un iconoclasta, un contestatario, y un creador integral siempre lleno de proyectos, destacando en diversas actividades. En definitiva, sería un protagonista activo de las luchas y movimientos obreros de la época contra el régimen tiránico de los boyardos al que sus antepasados pertenecían, como periodista y como activista, y además uno de los miembros de la vanguardia literaria rumana, muy cercana en general a los movimientos revolucionarios.

    El Príncipe Rojo publicó uno de sus poemas en homenaje a los revolucionarios soviéticos. Se trata de Octomvrie 1917, publicado por la editorial Orizont (Colección para obreros e intelectuales), en 1946,y cuya dedicatoria dice:

     "En memoria de los partisanos de la Unión Soviética muertos en heroica lucha contra las fieras hitleristas".

    En él, describe como al grito de "Paz, Pan y Libertad", los obreros y campesinos se disponen a borrar el mundo injusto del pasado para construir un mundo nuevo.

    También publicó un conmovedor retrato de su experiencia en Petrogrado, la Leningrado soviética, durante la Revolución, en un poema titulado "Delirio Rojo" en su obra "Frunze" de 1920, y donde Callimachi destaca, en su estilo lleno de simbolismo, cómo estalló el odio acumulado durante tantos años de injusticia y explotación en la tierra rusa, y como todo se volvió rojo como venganza de tanto sufrimiento.

    A continuación, compartimos aquí ambos poemas, traducidos al español junto al camarada y amigo Marco Iglesias, que además de ser un gran amante de la ciudad de Bucarest, posee una de las mejores colecciones del mundo de literatura rumana, especialmente del periodo interbélico:

    Octubre 1917

    ¡Silencio!...

    ¿Escuchas revolviéndose
    en la lejanía
    el silencio,
    en un ruido sordo de puertas que se abren,
    de cadenas que caen,
    de detonaciones de armas,
    de disparos de metralletas,
    de murmullo de voces,
    de gritos fuertes de victoria?

    ¡Mira!...

    ¿Ves cómo una multitud de trabajadores,
    con caras ennegrecidas por el humo de las fábricas,
    miles de campesinos desharrapados,
    hombres canosos por las preocupaciones,
    mujeres pálidas,
    niños de ojos grandes, asustados,
    con banderas rojas,
    buscan una salida –
    de los sótanos y de las cárceles
    hacia la libertad?

    ¡Escucha!...

    En el yunque el golpe del martillo
    como una lengua de campana,
    todas las sirenas, trompetas gigantes
    levantadas hacia el cielo,
    maldicen el pasado;
    desde pechos bárbaros
    surge la consigna rítmica;
    canta la multitud
    la canción de hoy,
    la canción de mañana:

    PAZ, 
    PAN, 
    LIBERTAD.

    Esta es la llamada del día de hoy
    y del día de mañana.

    La tierra hierve,
    una lava ardiente
    fluye
    de cuerpo a cuerpo,
    de alma a alma,
    de casa en casa,
    de fábrica a fábrica,
    de ciudad a ciudad,
    de pueblo a pueblo.

    Un mundo nuevo nace.
    El pasado se apaga lentamente
    como se apagan carbones olvidados en un fogón.
    Todo pasa
    como las hojas llevadas por el viento del otoño.
    Ayer verdes estaban todos los árboles,
    hoy... gigantescos brazos desnudos,
    de vida angustiada.

    Y toda la vida
    pide
     PAZ
    PAN
    LIBERTAD

    Octubre
    1917




    Fotografía de las ediciones originales del poema de Callimachi



    Delirio rojo

    Un grito raro,
    una risa sarcástica,
    un viento demoníaco y
    frío, una tormenta calurosa
    y un vacío de un rojo extraño.

    Llevando sobre la frente
    un nimbo diáfano y
    rojo, en sus pálidos
    labios guardando la fría huella
    de la sonrisa roja, eterna,

    viene la mujer
    creada por el odio
    de la humanidad callada,
    y el grito raro y la risa
    sarcástica, poco a poco, la glorifican.

    El cielo es rojo
    la tierra es roja,
    el agua es roja y
    el viento es frío y rojo.
    ... La Naturaleza bebe a sorbos el calor rojo.

    Es uno de los días
    del rojo banquete.
    Y el genio que hizo
    la caricatura negra
    de la hecatombe humana

    sirve, en una
    bandeja de oro rojo,
    cadáveres escondidos en sangre,
    a la naturaleza impasible...
    Y ella goza en silencio.

    Ríe la mujer
    creada por el odio
    de la humanidad callada. Y
    envuelta en un delirio rojo
    ella traga tierra y sangre.

    Ni la súplica de los
    cadáveres olvidados,
    ni las lágrimas de la sangre,
    ni la mirada irónica
    de la naturaleza, la arrancan del delirio.

    Gime la mujer,
    creada por el odio
    de la humanidad callada.
    Traga tierra y sangre... y
    entona después el himno del delirio.

    Un grito raro,
    una risa sarcástica...
    La mujer canta, canta...
    Y su canto es rojo,
    más rojo que la sangre roja.

    Petrograd, 1918.





    Fotografia de la edición original de "Delirio rojo", de 1920

    http://imbratisare.blogspot.com.es/2012/02/scarlat-callimachi-el-principe-rojo.html





    .

    0 0
  • 05/08/16--21:01: CRISTIAN SARBU [18.656]

  • CRISTIAN SARBU

    Cristian Sârbu nació un 14 de mayo de 1897 en Bueşti, en la provincia de Ialomiţa, en el sur de Rumanía, en el seno de una familia de campesinos. A pesar de que había podido comenzar la escuela en su pueblo, pronto marcharía a Bucarest para encontrar un empleo. Allí empezaría a trabajar como zapatero, que será su profesión hasta 1950, cuando se convierte en redactor de la Revista "Viata Romaneasca" (Vida rumana), principal revista literaria de la Rumanía Popular.


    Cristian Sarbu, y su dedicatoria a Ludovic Dus en un 
    ejemplar de su "Tablouri si Cantece din calatoria mea" de 1938


    Afortunadamente para los obreros de la época, existían en ciudades y pueblos los círculos socialistas, donde los que no disponían de dinero y tiempo para seguir sus estudios oficiales, reservados a una élite, podían formarse y acceder al mundo de la cultura. Durante su servicio militar Sarbu fue destinado a la marina, por lo que tuvo la oportunidad de viajar por el Mar Negro y el Mediterráneo, visitando Turquía y Grecia.

    Publicará poemas en diversos diarios y revistas desde 1924, y en 1935 editará su primer libro de poemas, "Pasi spre lumina" (Pasos hacia la luz), después de lo cual pasará a formar parte del grupo poético Adonis, vinculado a los movimientos obreros de la Rumanía interbélica. Tras la proclamación de la República Popular Rumana en 1947, se convertirá en redactor de la revista "Vida Rumana", hasta su muerte en 1964.  Hasta el final de la SGM había desarrollado su actividad política como militante del Partido Comunista en la clandestinidad.

    En sus poemas, además de sus sentimientos, tiene gran importancia su sensibilidad social y política, ademas de describir en sus obras el mundo rural del que proviene, el Baragán (zona inhóspita del sur del país), y los suburbios bucarestinos, por donde él se mueve en la capital.

    Nunca fue un poeta muy conocido, aunque frecuentó la compañía de destacados miembros de los círculos literarios de entreguerras, como Ludovico Daus o Tudor Arguezi, que diría de él que "se trata de un verdadero talento".

    Como se aprecia en el titulo de esta entrada, fue conocido como "el poeta zapatero" (poet cismar), la que fue la profesión que alternaría con su vida de escritor. En su volumen de poemas "Tablouri si cantece din calatoria mea" (Retratos y cantos de mis viajes), impreso en 1938 por la editorial Adonis, publica uno de sus poemas mas representativos, "El orgullo del proletario", en el que hace un homenaje a la creciente fuerza de la conciencia de clase de los trabajadores que ya en Rusia habían transformado la sociedad, iniciando el camino hacia su emancipación, y que se disponían a hacerlo en todo el mundo.

    A continuación, hemos traducido el citado poema, "El orgullo del proletario", junto con otros dos, "Canto de primavera" y "El signo de los tiempos", que ilustran los nuevos tiempos descritos por Cristian Sarbu, en los que el protagonista es el proletario, y en los cuales "en las fábricas la historia ha convertido a cada esclavo en un Prometeo.".



    El ORGULLO DEL PROLETARIO

    Estoy orgulloso de llamarme proletario.
    Estoy orgulloso de vivir del trabajo de mis manos.
    Estoy orgulloso de mantener mi frente en alto
    tal que la rebeldía de mis antepesados ante la esclavitud.

    Estoy orgulloso de formar parte
    de lo que llaman muchedumbre,
    de los honestos y los descalzos.

    Estoy orgulloso de tener esperanza
    codo a codo con los obreros de las fábricas
    en hermandad con el pueblo hacia tiempos mejores.

    Estoy orgulloso
    de llevar conmigo tesoros de luz.
    Estoy orgulloso de no tener mas que miradas desdeñosas
    hacia los parásitos del pueblo,  los que se llaman boyardos,
    que no hacen mas que vivir
    sobre la espalda de los trabajadores,.
    Estoy orgulloso de sus dolores.

    Los míos, los robots,
    han alzado ciudades hacia el cielo,
    han puesto trenes en movimiento por el continente
    han construido barcos
    Y estoy orgulloso de su nobleza creadora.

    Estoy orgulloso de tener que llevar cada primavera
    flores a las tumbas de los indómitos
    Estoy orgulloso de poner en mis poemas
    aromas de eternidades y de estrellas.

    Estoy orgulloso del destino que me espera
    frente los obstáculos de la historia
    en el cambio de rumbo que se percibe
    Estoy orgulloso de mi fuerza.




    CANTO DE PRIMAVERA

    !Proletario!
    Canto nuestro amor por la luz
    ¿tu no te levantas?
    ¿te quedas también hoy cerca de la fábrica?
    Es fiesta

    Ah, este momento es tan sagrado
    Las grullas vuelan por el cielo alegres
    despertando  de nuevo a mis penas
    porque la noción de la salvación de la oscuridad
    no se ha sentado aun en la mesa de mi hogar.

    ¿Por qué no vienes
    con la llegada de la primavera a las llanuras?
    Despejado, el cielo nos espera en el horizonte
    con gorriones de viento rosado
    con nubes sin timón ni mástil
    y con su orquesta de alondras.

    Por siglos hemos vivido entre lagrimas y barro
    Y la vida no seria tan difícil
    si pudiéramos echar de nuestro lado
    con la luz de la razón al imperio de la noche
    y al pensamiento que nos hunde en la humillación

    Expulsa de tu interior, hermano, a la noche
    a los ensordecedores ruidos de motores
    y rompe los limites a tu alrededor, que te atraviese
    la blanca sonrisa de los arboles en flor.

    Levanta el estandarte de tu pensamiento
    para que dios mismo entienda
    que en las fábricas la historia ha convertido
    a cada esclavo en un Prometeo.
    ¿Por qué no vienes
    con el ritmo de los tiempos a los campos?





    EL SIGNO DE LOS TIEMPOS

    Fabricas de guerra
    preparan en secreto batallas entre los pueblos
    Preparan
    la lucha entre la luz y la oscuridad.

    En las cabezas desiertas ya no quedan recuerdos del paraiso
    en los que poder  reposar los ojos cansados.
    Mandan los dioses de la guerra.
    En la cruz de la conciencia yace Jesús crucificado.
    Los caminos hacia los cementerios son cada vez mas.
    Los pájaros cantan en el cielo, pero, ¿quién los escucha?
    La locomotora de la historia grita histérica sobre las vias del tiempo.
    Las ideas se quiebran bajo la atroz ventisca.
    Mira: se alquila a cualquier hombre atrevido un lugar en el Olimpo,
    para toda la eternidad.

    ¿Quien pude seguir yendo cada semana
    por los jardines del alma como si fuera domingo?
    Los tanques esperan tensos en las fronteras.
    La noche crece de entre las malas hierbas, se acerca la tormenta.
    Pronto detrás de las montañas del horizonte saldrá la luna
    con el rostro bañado en sangre.
    Los chacales gruñen, y el corazón se acogota.





    Los poemas y fotografías de esta entrada son del ejemplar número 8 de los 10 publicados por la editorial Adonis del libro "Tablouri si Cantece din calatoria mea", de Cristian Sarbu, enero de 1938.

    http://imbratisare.blogspot.com.es/2015_06_01_archive.html






    .


    0 0


    ALFRED MARGUL-SPERGER 

    Alfred Margul-Sperber (Nació el 23 Septiembre 1898 en Storozynetz (Bucovina) † 3 de enero de 1967 en Bucarest) fue un escritor alemán en Rumanía.

    Alfred Sperber nació el 23 de septiembre 1898 como hijo de una familia judía asimilada alemana en Storozynetz en Sereth. Asistió a la escuela secundaria en Chernivtsi y Viena. En la primera guerra mundial, fue nombrado militar y luchó en el frente oriental. En 1918 regresó a su casa, se fue en 1920 a París, donde se reunió con Yvan Goll y se hicieron amigos. Después de la guerra marchó a Estados Unidos, vivió desde 1921 hasta 1924 en Nueva York y fue editor de la revista The New Yorker Volkszeitung. Volvió a Czernowitz fue primero periodista en "Bucovina" y 1924 en Czernowitz Morgenblatt. Entre 1934 y 1940 fue funcionario en Burdujeni / Suceava, desde 1940 en Bucarest trabajó como profesor de lenguas extranjeras. Después de 1944, fue editor de la radio Bucarest, a continuación, periodista y escritor independiente.

    Sperber fue el promotor de Paul Celan y Rose Auslander. 

    Obras 

    Gleichnisse der Landschaft , 1934
    Geheimnis und Verzicht , 1939
    Sternstunden der Liebe , 1963
    Aus der Vorgeschichte , 1964
    Ausgewählte Gedichte , 1968
    Das verzauberte Wort , 1969
    Das lyrische Werk in Auswahl , 1975
    Sinnloser Sang – Frühe Gedichte 1914–1928 , mit einem Nachwort von Erich Ruchleben; Rimbaud, Aachen 2002, ISBN 3-89086-765-0
    Ins Leere gesprochen – Ausgewählte Gedichte 1914–1966 , Rimbaud, Aachen 2002, ISBN 3-89086-792-8
    Jahreszeiten – Ausgewählte Gedichte , Rimbaud, Aachen 2002, ISBN 3-89086-741-3
    Die Buche - Eine Anthologie deutschsprachiger Judendichtung aus der Bukowina , zusammengestellt von Alfred Margul-Sperber. Aus dem Nachlass herausgegeben von George Gutu, Peter Motzan und Stefan Sienerth , IKGS Verlag, München 2009, ISBN 978-3-9809851-4-7


    Traducciones 

    TS Eliot : The Waste Land (fälschl. The Wasteland ) – Das wüste Land
    Weltstimmen. Nachdichtungen. , Literaturverlag Bukarest 1968.

    Antologías 

    Blaueule Leid. Bukowina 1940–1944 Hg. Bernhard Albers, ISBN 3-89086-806-1
    Helmut Braun Hg.: "My dear Roisele!" Itzig Manger - Elieser Steinbarg . Jiddische Dichter der Bukowina . Illustrator Arthur Kolnik . Schriftenreihe der Rose Ausländer-Gesellschaft eV, Band 6, Üxheim 1996. ISBN 978-3-86575-255-0 [5]





    Radio Europa libre

    Ellos lloran por la democracia del pasado. 
    Tanto gritan que parece que les duele la tripa;
    pero más les duele todo lo que han perdido
    (las fabricas y tierras que acumulaban).

    Les roe "la libertad"; les molesta
    no poder seguir enriqueciéndose.
    Pero "la libertad" que ellos desean hoy, 
    es la de volver a humillar al pueblo. 

    !Para nada pierdes días y noches, celosamente,
    queriendo moldearnos como te conviene!
    !Ya no nos engañas con tu dulce voz!
    !Hemos aprendido a conocerte bien! 

    !Oh, Wallstreet, es inútil! !No te canses!
    !Conocemos tu gruñido y tus garras de hiena!
    !Sabemos que profesional eres de la maldad!
    !Ya no nos engañan tus cantos de sirena! 

    Lo hemos oído demasiado, cuando nos robaban
    tus barones el petróleo, en otros tiempos,
    mientras nosotros bailábamos la musica que ellos tocaban
    !Pero tu música de hoy ya no nos embriaga!.






    Ficha del comunismo

    Barbilla:

    Decisión;
    !Voluntad y poder!
    Una esquina afilada
    de la piedra
    que golpean
    las terribles
    tormentas y huracanes
    sin que puedan
    derrumbarla.
    Tortura...
    Persecución...
    Cárcel...

    Boca:

    Bondad,
    la amargura del sufrimiento,
    un corazón ardiendo
    por amor y odio.
    Amor profundo
    hacia la humanidad
    y a la justicia.
    Odio enorme
    contra la cruel
    y horrenda tiranía.
    Confianza en los dias
    mejores
    que vendrán.
    Pero, ¿qué sucede?
    De repente,
    una sonrisa
    florece.
    Se trata de los camaradas,
    los amigos,
    el partido.

    Ojos:

    Profundos e inquietos
    como el mar.
    La tormenta de 
    los años pasados
    en ellos esconde 
    su tristeza
    y el llanto 
    por los caidos.

    Y ahora
    continuemos el expediente,
    otras características:

    Señales particulares:

    Sobre las cejas
    se alza
    el arco de la frente
    pensante.

    A destacar:

    Apunta
    hacia lo lejos
    ¡hacia los tiempos futuros!

    http://imbratisare.blogspot.com.es/2014/12/recopilacion-de-poesia-socialista-rumana.html





    .

    0 0
  • 05/09/16--00:38: PETRE SOLOMON [18.658]

  • PETRE SOLOMON 

    Nació el 15 de febrero 1923 en Bucarest, Rumanía. Murió el 15 de octubre del 1991. 

    Petre Solomon fue un poeta y traductor rumano de origen hebreo. En 1944 marchó a Palestina durante dos años, ya como redactor de la revista cultural de tendencia comunista "Orizont". Tras el triunfo del pueblo trabajador rumano y la instauración de la República Popular Rumana trabajó en la editorial "Cartea Rusa" y en la agencia de prensa del gobierno, Agerpress.

    Fue especialmente conocido como traductor, en especial del inglés y del francés, aunque durante su vida también escribió bastante poesía.

    En 1952 escribió un poema crítico hacia Francisco Franco, el verdugo del pueblo español, y hacia el imperialismo norteamericano, del que el primero, al fin y al cabo, no era más que un títere. En él se hace una llamamiento de apoyo al pueblo español, único tras la Segunda Guerra Mundial sometido por una dictadura fascista, y se critica el belicismo norteamericano, causa de que en Europa tras la derrota de Hitler no se llegará a la paz, sino al nacimiento de una nueva guerra que se conocerá como "la guerra fría".

    Autor de:   – Lumina zilei (1954), Drum spre oameni (1956), Relief (1965), Umbra necesară (1971), Timpul neprobabil (1985) etc.

    -Traductor de grandes autores - Milton, Shakespeare, Byron, Hugo, Baudelaire, Rimbaud, Balzac, Walter Scott, Melville, Mark Twain, Graham Greene, Evelyn Waugh, etc.

    Sus traducciones comprenden obras de Shakespeare, Dickens, Conrad, Greene, Melville, Scott, Tagore o Twain. A su regreso de Palestina, en 1946, empieza a trabajar como traductor en la editorial «Cartea Rusa˘» donde conoce a Paul Antschel (1920-1970), y pronto traba amistad con él. Una afinidad poética les lleva a colaborar en la traducción al rumano del famoso poema «Todestango», que aparece publicado por primera vez en Bucarest y firmado con el pseudónimo de Paul Celan. Su estrecha relación perdura en las visitas de Solomon a Celan en París, así como en su afán y fidelidad por dar a conocer las memorias de cada uno de esos encuentros.

    Fotografía de 1962. Petre Solomon, tercero por la izquierda, 
    con K. Jongkheere y Graham Greene en Bucarest.


    Su hijo, el director de cine Alexandru Solomon, llevó a la pantalla en 1994 el diálogo poético entre Paul Celan y su amigo, Petre Solomon, mediante un sugerente documental titulado «Duo pentru Paoloncel s¸i Petronom» («Dúo de Paoloncello y Petrónomo»).

    - Autor de monografías sobre John Milton, Henry James, Arthur Rimbaud, etc. En 1982, recibió el Premio de Escritores para la traducción.

    A continuación, la traducción del poema "Hace un año en Barcelona" escrito por Petre Solomon y publicado en la Revista Viata Romaneasca en febrero de 1952:



    Hace un año en Barcelona 

    Una calle en Barcelona, hace un año.
    Un jeep y un senador americano

    al que le suena el dinero en el bolsillo.
    Dinero para Franco, verdugo en venta.
    El chofer conduce, a ciegas, junto a las casas
    sin ventanas, hostiles.
    El  senador, y sus rollizos estratos de grasa,
    echan un vistazo con el ceño fruncido.
    —¡Diablos! ¡Parece un cementerio!
    (el chofer agacha la cabeza y repite: —¡Sí, señor!)
    En su guía había leído: trovadores, 
    sonrisas, cánticos, mujeres con encanto
    y castañuelas, corridas de toros;
    Una verdadera mina: por todos lados, oro.
    Y ahora, fíjate: no hay nadie en las calles.
    Está fuera de sí el señor senador:
    ni rastro de sonrisas ni un ápice de vida.
    De vez en cuando, algún niño, escuálido,
    con las mejillas ajadas, se cruza en su  camino.
    Llega con el coche hasta una plaza.
    El silencio, también allí, está presente.
    Atraviesa la plaza un tranvía
    que quita la vista al senador.
    Hoy nada sale bien. Se saca la tabaquera
    y enciende un cigarrillo. De repente,
    aparece otro tranvía, y después otro y,
    curiosamente, todos vacíos, sin viajeros.
    —¡Cabrían en ellos miles de senadores!
    Pero, ¿qué se ve al final de aquella calle?
    Se acercan voces amenazantes.
    Cada vez éstan mas cerca. —¿Qué es esa muchedumbre?
    Oye los gritos pero no los entiende.
    El tranvía está en medio, largo y vacío.
    ¿Se encontrará en tierra española?
    ¿estará escuchando castellano?
    Se acerca la multitud como si fuera a aplastarle.
    Ahora lo vislumbra bien, mira:
    al frente marchan un trabajador y una muchacha,
    llevando en las manos una bandera que le deslumbra.    
    Detrás van otros jóvenes, con pancartas
    en las que escribe: PAZ…, en las que escribe
    (las otras palabras no las entiende).
    Son incontables, parece, incontables,
    en filas estrechas, hombro con hombro.
    Hay entre ellos ancianos, también niños,
    y gritan… gritan, ¿qué sera?
    Incontenible se desborda el torrente por las calles.
    Escucha claramente: ¡Abajo Franco! ¡No a la guerra!
    Toda Barcelona está afuera,
    por estas calles –que parecen el país entero.
    con el pueblo de nuevo presente en la lucha.
    …Tembloroso, observa el senador,
    le late su corazón -como late el reloj-
    mientras le falla la voz en la garganta.
    La vista le lleva, de repente,
    hacia el muro de una casa que le muestra
    un nombre escrito allí: PASIONARIA.
    Y más allá de aquellas letras el horizonte,
    y en él, la sublevación de una España
    que grita: ¡Abajo Franco! ¡Fuera los americanos!

    http://imbratisare.blogspot.com.es/2014/12/recopilacion-de-poesia-socialista-rumana.html
    (Petre Solomon, Revista Viata Romaneasca febrero de 1952
    Traducción de Un Vallekano en Rumanía)






    Hotarul de hârtie 

    O carte adevãratã ºi vie.
    Aproape nimic n-o desparte
    de viaþã. Doar un hotar de hârtie,
    pe unde viaþa pãtrunde în carte.
    Dar înapoia hotarului
    vegheazã puterea secretã
    a harului -
    spirit al literei, luminã discretã
    a farului.





    .

    0 0
  • 05/09/16--00:50: SEBASTIAN LASCAR [18.659]

  • SEBASTIAN LASCAR 

    Sebastian Lascăr, nacido en Bucarest el 14 de octubre de 1908 y fallecido en la misma ciudad el 9 de octubre de 1976,  fue un periodista, poeta, dramaturgo y traductor muy activo desde su juventud en los movimientos obreros y las luchas sociales efervescentes en la Rumanía de entreguerras.

    Sus primeras poesías fueron publicadas en la revista Cultura Proletaria (en 1926). En 1937 editaría la revista El Pinguino, semanal de humor político que sería suspendido, por su ideología comunista, a los pocos números. En 1940 fue obligado a refugiarse en la Unión Soviética ante las amenazas del movimiento legionario, de donde regresó en 1946. Desde entonces, fue redactor de la agencia de noticias Agerpres, director del Teatro Obrero y, más tarde, redactor jefe de la revista La Llama (Flacara).

    Uno de sus primeros poemas, en los que dejaba entrever su tendencia al humor como arma política, fue el que da título a esta entrada: la balada de los piojos (Balada Paduchilor), que tradujimos recientemente en el blog Un vallekano en Rumanía. Fue publicado en el número de abril de 1927 de Cultura Proletaria y en él personifica a la clase burguesa con los ftirápteros, comúnmente conocidos como piojos (por razones evidentes que todos los trabajadores conocen).

    Por supuesto que Sebastian Lascar, a la vez que describe a los parásitos de la burguesía y del capital, llevado por la ola de esperanza que animó a la clase obrera mundial tras la toma del poder de los camaradas soviéticos en 1917, aconseja a los trabajadores que se desinfecten, tal y como había ocurrido en Rusia, acabando con todos los piojos, única manera eficaz de terminar con la injusticia de que una minoría viva chupando la sangre de la mayoría, es decir, de alcanzar un mundo sin explotación de unos hombres por otros.




    LA BALADA DE LOS PIOJOS

    Avaros como las garrapatas de sangre azul;
    con sus ventosas te sorben la sangre hasta matarte,
    impacientes, arramplan con todo
    -si nosotros se lo permitimos
    ¿qué tienen ellos que perder?-
    En el arte de chupar son maestros
    mirando por encima del hombro
    mientras clavan los colmillos
    como si fueran arados;
    la pereza les exige ser parásitos,
    y ellos, sin esfuerzo, lo son.
    Es imposible hacerles cambiar
    sus gustos de piojo glotón.

    El burgués fue siempre un vago
    extraordinario:
    -Tú trabaja, que el beneficio sé yo 
    como roerlo.
    Se puede dar fé de lo que dice,
    porque de un día para otro
    construye fábricas de acero,
    mientras, por las noches, los burgueses voluptuosos se desmayan
    entre muslos y pechos de seda;
    aunque cuando se acerca la muerte 
    necesitan de rezos, cruces y curas.
    En el momento supremo intentan transformar
    en bien el mal
    porque ya no podrán gorronear más.

    Aunque hasta el momento en que desaparecen
    los piojos tienen tiempo para ordeñarnos;
    es verdad que son pequeños, según aparentan:
    sin embargo, ya ves, que tienen la boca 
    (no se sabe bien como) muy grande.
    Y si te atreves a rascarte un poco
    perturbas su seguridad y su calma.
     Entonces, en hordas sobre la piel se agrupan
    multiplicando el saqueo de tu sangre.
    ¡No te rasques más! !Cuidado! Que llamas
    a las insaciables liendres codiciosas.

    DEDICATORIA:

    Camaradas, ¿los soportaremos también mañana, como hoy?
    ¡Oh, no! Desinfectémonos con alcohol o gasolina,
    y entonces, aunque no creamos en milagros,
    de los piojos fondones escaparemos para siempre.



    (Traducido por José Luis Forneo).





    .


    0 0
  • 05/09/16--01:07: CONSTANZA BUZEA [18.660]

  • CONSTANZA BUZEA 

    (Rumanía, 1941-2012) 
    Poeta, una de los más famosos poetas de la Generación del 60, ​​ex editora de revistas Anfiteatro (entre 1974 y 1989) y Rumanía literaria (desde 1990).

    Constanza Buzea recibió el premio más alto de la poesía de Rumania, Premio Nacional "Mihai Eminescu" Opera Omnia (2001). 

    OBRA:

    De pe pământ (EPL, 1963)
    La ritmul naturii (EPL, 1966)
    Norii (EPL, 1968)
    Agonice (EPL, 1970)
    Coline (Cartea Românească, 1970)
    Sala nervilor (Cartea Românească, 1971; sonete)
    Leac pentru îngeri (Albatros, 1972; antologie)
    Răsad de spini (Cartea Românească, 1973)
    Pasteluri (Albatros, 1974)
    Ape cu plute (Cartea Românească, 1975)
    Limanul orei (Eminescu, 1976)
    Poeme (Albatros, 1977; antologie)
    Ploi de piatră (Albatros, 1979)
    Umbră pentru cer (Albatros, 1981)
    Cină bogată în viscol (Cartea Românească, 1983)
    Planta memoria (Cartea Românească, 1985)
    Cheia închisă (Eminescu, 1987; antologie)
    Pietre sălbatice (Cartea Românească, 1988)
    Ultima Thule (Cartea Românească, 1990; sonete)
    Pelerinaj (Cartea Românească, 1997)
    Foşnet fabulos (Helicon, 1997; antologie)
    Pastelul amoros (Helicon, 1998; antologie)
    Pretext de conversaţie (Helicon, 1998; antologie)
    Roua plural (Vinea, 1999, ed. adăugită 2007; antologie)
    Făcutul meu cuvântul / Mon sort le mot (Grinta, 2006; antologie bilingvă în traducerea poetului Miron Kiropol)
    Netrăitele (Vinea, 2004)
    Netrăitele II (Vinea, 2008).
    Creştetul gheţarului: jurnal 1969–1971 (Humanitas, 2009) 

    Premios literarios:

    Premiul Naţional „Mihai Eminescu”, în 2001.





    Canto a la Rumanía Socialista 

    Desde el nacimiento de la mirada, y del oido, y de las manos,
    desde cuando mi rostro formó el primer cielo en torno a ellos,
    desde el sabor de la madrugada, y de la hoja, y del pan,
    desde la primera aventura en la naturaleza y en las ideas. 
    Es algo que no termina de formar espuma en el agua,
    de crecer en la fruta, de volar por el cielo.
    Queda en mi cuerpo tanta nación como tuve bajo los párpados
    desde el primer golpe de luz en mis oidos. 
    De heroes está llena nuestra tierra, con los heroes la mirada siente
    más allá de mi misma representando esta tierra
    con una llamarada de sangre seguida de palabras
    que se encarnan en la idea de lo que soy. 
    Canto para siempre la pasión por lo nuevo
    los muros como torres de los nuevos edificios
    canto los veranos intimidados por una densa tierra de liras,
    madurez de los campos, el polen de los amores vegetales. 
    Y cuando llega el futuro y la igualdad existe entre nosotros,
    uno a la columna de hombres un cántico de brindis,
    por la iluminada tierra heroica, patria socialista,
    Rumanía, época de oro, espacio con fortalezas de fuego. 
    De este modo, los cuerpos con los que nacemos
    y que durante la vida son alimentados sin pausa por la tierra,
    son aquellas partes del pais, de su soberanía,
    protegidas por aquellos que la conquistaron.





    halou 

    dormi liniștit sub narcotic 
    nu te doare nu te chinui 
    vindecându-te 
    lângă tine și eu mă vindec 
    împrejurul nostru e un halou 
    rar fire de praf se depun 
    ca niște stele stinse la care 
    ne uităm ocrotiți 

    îți ascult sufletul 
    îți privesc mâinile 
    să nu te întuneci să nu te sperii 
    te duc în brațe lângă fereastră 

    păsări vin de-afară 
    păsări de abur vor să iasă 
    se izbesc însângerând vitraliul 
    se îndepărtează 

    pini negri sub brumă 
    o alee pierdută în nori 
    unde am mai trăit acest frig 
    când m-am mai temut ca acum 




    Întâmplări cu Lăcomel

                            Lăcomel se zgăibărase
                            Pe trei case caraghioase.
                            Prima casă era grasă,
                            Cu terasă făinoasă,

                            Cu burlane macaroane,
                            Şi scăriţă de alviţă.
                            Lăcomel, un coate-goale,
                            Pofticios după sarmale,

                            Cum stătea pe-acoperiş,
                            Ronţăind ţigla de griş,
                            A văzut un geam deschis,
                            Şi, sărindu-l, ce şi-a zis?

                            Să se uite ce mâncări
                            Ţin mămicile-n cămări,
                            Să se sature din toate
                            Bucăţelele sărate,

                            Din cârnaţii atârnaţii,
                            Că n-ajung la ei nici taţii.
                            Lăcomel e un pungaş
                            De piftii şi păpănasi.

                            S-a gândit o zi şi-o noapte
                            Cum să facă rost de lapte.
                            Laptele e pus la ger
                            Tocmai într-un frigider.

                            Întâlnindu-se cu-o vacă,
                            A-ntrebat-o cum să facă.
                            Vaca spre păşune-l mână,
                            Că acolo, zice dânsa,
                            Curge lapte, creşte brânză.

                            Da-n păşune, cum să zic,
                            Nici tu lapte, nici nimic,
                            A tot stat cu cana-n mână
                            Ca să-i dea vaca smântână.

                            De necaz şi de poftit
                            Lăcomel s-a-mbolnăvit.
                            Nici tu lapte, nici nimic,
                            Din grăsun şi din voinic,

                            A rămas o slăbătură,
                            Numai ochi, urechi şi gură.
                            Burta lui, ca pepenaşul,
                            Se scobise ca făraşul.









    .

    0 0
  • 05/09/16--01:49: ADINA DABIJA [18.661]

  • ADINA DABIJA

    Poeta y escritora de Rumanía.  Adina Dabija actualmente vive en Nueva York, donde practica la medicina china. La novela Shaman es su primer volumen de prosa. 
    Debutó literariamente en 1997 con la colección de poemas, poetry doll (Cartea Romaneasca), que fue galardonada con el Premio Asociación de Escritores de Bucarest para debutantes. 

    En 2006 publicó: Undifferentiated State (Editura Brumar), que ganó el Premio Tomis magazine for Best Poetry Book of the Year. 

    Sus poemas han sido traducidos y publicados en numerosas revistas y antologías de poesía en los Estados Unidos y las colecciones de sus poemas han sido publicados por la prensa de Northshore. Su play Manole 3D fue nominada para el UNITER Mejor Obra del Año en 2004. Desde 2001 ha trabajado como editora de la revista www.respiro.org.


    Años y cuervos 

    Ella tenía diecisiete años femeninos,
    él tenía diecisiete años masculinos
    y pasaban las horas bajo un sauce.
    A sus pies,
    la muerte pedía perdón por existir
    y la luz de la luna les bañaba las rodillas.
    La felicidad
    se deslizaba a través de sus dedos
    y por las comisuras de los labios.

    Un día ella cumplió treinta y siete años femeninos,
    él tenía diecisiete años masculinos
    y se sentaron en un banquito.
    Un cuervo los miraba desde el sauce, bajo la luna.

    Traducción: Karina Picó Català


    Ea avea saptesprezece ani femeiești,
    el avea saptesprezece ani băietești
    și stateau sub salcie.
    La picioarele lor,
    moartea își cerea iertare că există
    și lumina lunii cadea în genunchi.
    Fericirea
    li se prelingea printre degete
    și pe la colțurile gurii.

    Apoi ea avu treizeci și șapte de ani femeiești,
    el avu șaptesprezece ani bărbatești
    și se așezară pe bancă.
    Un corb îi privea din salcie, sub lună.

    Ani și corb, Adina Dabija.



    Selected Poem: The voice from the pantry

    Come on, dare to open the pantry door. Here you can find everything you want, and more. Inside the jars, the seasons pass softly: ripe cherries, sweetened by the lovers’ ears; rose petals that dripped the spring into ever-happy sherbets; even the winter sifted through sugared orange peel that napped too long in the afternoons under the Christmas tree. Fall, brought home by your father in his brown briefcase, ripens on the top shelf: a row of quinces he received from someone named Gica. The far-away memories are caught in spider webs behind the jars with pickles. Old Man Todor and Auntie Lena passed through here and never returned. Because I, The Big Crossing, hide here behind the jars, my muzzle dirtied by preserves, craving zacusca and tearing at the cellophanes. Come on, don’t be scared, crack open the pantry’s door just a little… One day, you too will pass through here… And then you’ll see the light inside the darkness. Auntie Lena and Old Man Todor both saw it, and you will see it, too, one day… because the fruits inside the jars are pregnant with sun and they always give birth to light. Time is uncertain here, and if you press your ear against the jars, you can still hear the wind through the branches, rocking the fruits to ripen in the evenings with full moon. You can even see the day when your mother saw an ant climbing slowly-slowly on your grandmother’s leg. The pantry is where the sun sets and rises, where the roosters sing morning and midnight at the same time, and your mother’s wrinkles become maps for your teen years. If you open the pantry’s door, be sure to wear your sunglasses. There is so much light inside.



    Sã ne rugãm pentru Canadá 

    Omul de serviciu e foarte fericit cã îl salut.
    Dacã uit sã o fac îºi ºterge propriile lacrimi
    în loc sã cureþe podelele.
    Dacã nu va avea grijã de podele va primi primul avertisment.
    Tariful lui de 10 $ pe orã
    este absolut onorabil
    ºi totuºi nu suficient, dupã pãrerea mea.
    Omul de serviciu trebuie sã-ºi mai ridice ºi el ochii de pe podea.
    ªi sã esculte povestea mea despre Granby
    acolo oamenii ies de la zoo cãlare pe animale,
    iar preotul þine predica pe acoperiºuri, printre pisici,
    aruncând cu vin în capul trecãtorilor,
    corul bisericii face jazz în barul bisericii.
    Oamenii te ademenesc sã le vizitezi casa, stau pe la porþi,
    cu gurile cãscate, în care ºi ce dacã a intrat o muscã.
    Aºa e în Canadá.
    Dar omul de serviciu nu înþelege,
    el e mulþumit cu 10 $ pe orã ºi povestea asta
    îl face foarte trist.
    Dimpotrivã, dacã îl salut pur ºi simplu e fericit ºi poate munci.
    Poveºtile mele lucesc mai puþin decât podelele lui.
    De aceea eu mã voi ruga pentru Canadá.




    .


    0 0


    ANA VICTORIA PADILLA ONATRA

    Ana Victoria Padilla Onatra (Cartagena de Indias, Colombia  1987). Historiadora y artista integrante del Colectivo Octavo Plástico, en el que ha profundizado en la potencia de la voz, la poesía sonora, la composición de paisajes sonoros, la fonografía y demás reflexiones y quehaceres en torno al sonido y la palabra. Ha participado en varios recitales de poesía con composiciones sonoras; ha colaborado en proyectos como El Ciclo (2011), álbum del Colectivosoma y en muestras colectivas con la obra Instrucciones para esperar la lluvia (2013) de Las Clavículas de Salomón y con la instalación sonora Anamnesis de Sueños [13] (2013-2014). Con el Colectivo Octavo Plástico ha participado en diferentes exposiciones a nivel nacional e internacional; entre sus más recientes proyectos se encuentra la obra (Artesanías Sonoras_Mambisónicas), presentada en la 12 Bienal de La Habana, 2015.



    1.

    Las criaturas de este Jardín
    nacieron sin voz, sin dientes, sin lengua
    Parecen sombras sedientas de luz
    Al alba esperan el encuentro con el sol
    Lo reciben con una sinfonía de piedras
    que chocan unas con otras
    Mas el sol no se apiada
    Poco a poco los va cubriendo
    de desolación y desespero
    sobre lo que germina
    su profunda mutación
    y la impotencia de no
    poder devorarse a sí mismas.



    4.

    Este animal casi prehistórico
    fue creado en las horas de Venus
    tiene cuerpo de hombre y
    un enorme árbol por cabeza
    Va divagando a ciegas
    ignorando la existencia de otras especies
    los nombres de otras regiones
    persiguiendo al viento y a la lluvia
    huyendo de la voz del polvo
    anhelando una tumba donde dormitar.



    6.

    En el centro del Jardín hay un enorme árbol
    De él cuelgan las cabezas de todas las yo
    que he sido:
    Mis hermanas, yo misma desdoblada
    en el espejo quebrado
    Aunque nos han despojado del cuerpo
    a coro seguimos emitiendo
    nuestra fértil canción
    compuesta de ronquidos, anagramas y ecos
    Así, la tierra nos va dando
    a luz nuevamente.





    .



    0 0


    Rodolfo Ramírez Soto

    (Bogotá, Colombia, 1973) Autor de Tintasangre (Casa de Poesía Silva – Funcreta Ediciones / Bogotá, 2003). Fundador de la experiencia literaria alternativa Los Impresentables. Director del Taller de Poesía Ciudad de Bogotá, adscrito a la Red Nacional de Escritura Creativa: RELATA, del Ministerio de Cultura de Colombia. Textos, reseñas y artículos suyos han sido publicados en revistas como: Golpe de Dados, Ulrika, Revista Casa de Poesía Silva y Puesto de Combate –en Colombia-; La Jornada Cultural –en México-; Nuevo Amanecer –en Nicaragua-; Sujeto Almado –en Venezuela-; El Amanecer –en los Estados Unidos-.



    Tintasangre

    "Tintasangre",Rodolfo Ramírez Soto Editado en Bogotá en abril del año 2003 por la Casa de Poesía Silva y la Fundación Creativa Taller, el poemario Tintasangre, del colombiano Rodolfo Ramírez Soto, fue saludado por su prologuista, la hoy desaparecida María Mercedes Carranza, como "el intento de una persona joven por encontrar sentidos o, tal vez es más exacto, de aceptar y asumir el sin-sentido de una sociedad degradada y donde la dignidad humana y la vida misma carecen de valor". Ramírez Soto dirige la revista literaria Taller de la Hoja, y es uno de los motores del taller Espergesia, del cual hemos hablado en Letralia anteriormente.


    Sombra de fiesta

    La silla no está en su lugar.
    La mesa mantiene el desorden.
    Un cigarro se consume
    en los labios del cenicero.
    Todo ha pasado.
    Sólo queda el lugar
    solo, muy solo.


    En camino

    Se ven a lo lejos
    los pasos del que quiere escuchar.
    Todo está dispuesto.
    Todo lo espera.


    Mutación

    Se desgaja la vida
    cae de tajo
    y estalla ilímite
    en el blancosilencio de la hoja.
    Se transfigura deformada
    en un charco de imágenes
    de sombras.
    Máscaras de otros.
    Que son y no son
    en la palabra hasta la palabra.



    Tintasangre

    "Hombre, árbol de imágenes"
    O.P.

    He matado a un hombre.
    Un signo
    que mancha con su tintasangre
    mis sentidos.

    Noé, probablemente,
    no me tendrá en cuenta
    para su próxima arca.



    Génesis de gusanos

    Busco los recuerdos
    el lugar
    los ojos
    los amores
    las amantes.
    Todo aquello que fui
    y que ya no está en la memoria
    todo por lo que luché
    todo lo que creí
    todo, todo
    lo estoy buscando todo
    y todo lo tengo perdido
    sólo quedan
    cinco segundos para el cerebro
    y un cuerpo que empieza a oler mal.



    Eterno retorno eterno

    Cuando nada queda
    sólo resta
    aferrarse a los sueños.
    Y después de los sueños
    nada.



    La caída

    Familia, nombre y religión
    cubrieron mi nacimiento.
    Pero la mano del mundo
    alimentó mi hambre
    y me enseñó el deseo
    por lo desconocido.
    Centro quise ser
    libre
    independiente.
    En consecuencia
    existo abandonado a mí mismo.



    El conserje

    Velo la entrada donde resuena el desgano. De la puerta entreabierta aprendo el monólogo de las bisagras. Barro fantasmas del zaguán, de la escalera barro el recuerdo. En un llavero cargo todas las palabras.
                                                                                          Nadie viene a escucharlas.



    El jardinero

    Cuido el terreno en el que los refugios se marchitan. 
    Armo manojos de esquejes petrificados. 
    Soy el responsable del tintineo de la vida pasando. 
    En jarrones reúno el recuerdo
                        y me siento a escucharlo.



    El caminante

    Tengo el paso que doy y la esperanza del próximo. 
    Lo demás es viento contra el cuerpo. 
    Me distraigo peleando con lo invisible
                                                                                     y perdiendo.





    Arlet descubre una invitación al misterio
    donde yo no veo más que un espacio vacío.
    Cuando ella canta le pido silencio
    cuando corre le pido quietud.
    Arlet siempre en medio de la vida
    mientras yo apenas no más que ojo ciego:
    mirándola sin entenderla,
    viéndola correr sabiendo que no podré alcanzarla,
    escuchándola cantar sin comprender palabra.
    Ella con su ritmo en medio de la vida
    yo salvando la caída enganchado a su mirada.
    ¿Qué le puedo enseñar que ella ya no intuya?
    ¿Qué le puedo dar que ella ya no tenga?
    ¿Dónde me puedo hacer para no estorbarla?
    Volverse arruga es la condena del padre.
    Para ella el haz de mi corazón
    de Arlet son por derecho los nuevos buenos días
    la esperanza… el bosque… y el sol.



    *


    La espera amenaza con volverse eternidad
    la eternidad con repetirlo todo.
    Todo es la palabra ida
    la noche en medio del día,
    los treinta y cuatro años rabiosos
    todo la vida perdida.  
    Con repetirlo todo amenaza la eternidad
    con ser eternidad la espera mía.


    *


    El día es la botella vacía
    (la botella llena es lo más parecido a la esperanza)
    La vida es una mesa llena de días desocupados… derrotados
    observada a la distancia por animales ebrios de destino.

    El mundo es una taberna que no abre los domingos.

    Publicado por Ojo en la tinta




    Las horas pasan como botellas donde Cecilia.
    Diluvio etílico. Soledades barruntadas en su rocola.
    Ella sabe del dolor debajo de la risa de tanta garganta amontonada
    sus ojos adivinan el fracaso embriagado en la madrugada.
    De no ser tendera Cecilia sería santa,
    madre putativa de los ebrios de la Candelaria.
    Todas las historias anidan en sus oídos
    todas las palabras son clientes de su tienda
    todas las verdades se hacen alcohol sobre las mesas.
    ¡Ah! Si las paredes donde Ceci hablaran.
    Tanto ausente. Tanto desencuentro contenido en ellas…
    Pintadas están de todo lo que pudo ser y no fue
    del tiempo que se pasa pegado a una botella.
    Cecilia es el silencio de su tienda. Los ojos del local.

    Sólo Cecilia sabe el destino de todo lo perdido.




    “Esta es la lluvia
    Que temen los muertos”
    Iván Oñate

    La vida se desgasta en las calles
    tanto como las suelas de los zapatos.
    Entre asfalto y con rastros de polvo
    mi vida se confunde en una trama de calles y carreras.
    No hay mucho de ella que valga contarse
    y lo poco, se borra borrándome
    cada vez que llueve en la ciudad.




    Cada mañana la vida duele en el ojo.
    Del revés del corazón se anida una esperanza rota…
    sólo queda el cuerpo solo.
    El día se enreda en las piernas de pies rabiosos
    y las manos envenenan los dedos que sostienen el lápiz.
    Me hundo entonces en la mañana
    cara de trasnocho… camisa por fuera
    manos en los bolsillos… cigarro en la boca.

    Vivir un día más desencantado es otra forma de morir.




    .

older | 1 | .... | 283 | 284 | (Page 285) | 286 | 287 | .... | 364 | newer